El príncipe heredero Mohammed bin Salman anunció su último plan para el futuro de Arabia Saudita más allá del petróleo: una ciudad lineal sin automóviles, carreteras ni emisiones de carbono.

El desarrollo de 170 kilómetros de largo (106 millas) llamado ‘The Line’ será parte del proyecto Neom de 500 mil millones de dólares, dijo el príncipe en un discurso televisado el domingo. Está previsto que la construcción comience en el primer trimestre.

Un comunicado de prensa describió a The Line como un «cinturón transitable de comunidades futuras hiperconectadas, sin automóviles ni carreteras y construido alrededor de la naturaleza».

La ciudad tendría 1 millón de habitantes y crearía 380 mil puestos de trabajo para el 2030. La infraestructura costará entre 100 mil y 200 mil millones de dólares, aseguró el príncipe heredero.

Neom es una parte importante del plan del príncipe Mohammed para diversificar la economía del mayor exportador de crudo del mundo. Anunciado en 2017, el proyecto abarca más de 10 mil millas cuadradas en un área remota del noroeste del país. Se describe en su sitio web como «un sueño audaz» que se convertirá en un centro de nuevas tecnologías y negocios.

Sin embargo, el proyecto ha estado plagado de escepticismo y controversia desde su lanzamiento, incluida la oposición de los residentes obligados a trasladarse para dar paso a la construcción.

Los analistas se preguntan si el plan es realista y puede atraer la inversión necesaria en una región que ya tiene centros de transporte y negocios bien establecidos en Dubái, Abu Dhabi y Qatar.

«La columna vertebral de la inversión en The Line provendrá del apoyo de 500 mil millones de dólares a Neom por parte del gobierno saudí, el PIF y los inversores locales y globales durante 10 años», dijo el príncipe a los periodistas en la ciudad de Al-Ula.

El anuncio muestra hasta qué punto el príncipe Mohammed está pensando en la vida después del petróleo para ese país, que obtuvo más de la mitad de los ingresos del gobierno del crudo en 2020. El proyecto fue el primer desarrollo importante que se anunció dentro de Neom.

«¿Por qué aceptamos sacrificar la naturaleza por el desarrollo?» dijo el príncipe, citando el aumento del nivel del mar y las emisiones de carbono de una manera poco común para un funcionario saudí.

Ningún viaje dentro de The Line durará más de 20 minutos, dijo. La ciudad se construiría en torno al «tránsito de ultra alta velocidad», según el comunicado.

También contendrá uno de los aeropuertos más grandes del mundo, dijo el director ejecutivo de Neom, Nadhmi Al-Nasr, en una entrevista con el canal de televisión Al-Arabiya. No proporcionó un marco de tiempo para la construcción, diciendo que solo el aeropuerto sería el elemento final de The Line.

Esta nota originalmente se publicó en El Financiero

 

Compartir

Dejar respuesta