Francisco Ramírez

 

El fotógrafo Carlos Román Velasco López ha fallecido este lunes a causa de una enfermedad crónica que lo mantuvo inactivo en los últimos años de su vida, una vida en la que registró, con su cámara, los acontecimientos más importantes de la entidad oaxaqueña. Tenía 58 años.

Lo recordamos con su cámara colgada al cuello, montado en su motocicleta, con una sonrisa pícara y siempre dispuesto a brindar un saludo, un abrazo o una expresión de buen amigo.

Sus inicios fueron en el desaparecido diario Carteles del Sur, como encargado de hacer la limpieza del taller.

Su inquietud lo llevó, más tarde, a ser ayudante de linotipista, mensajero, corrector y de golpe reportero y fotógrafo, bajo la dirección de Don Néstor Sánchez Hernández.

Laboró varios años en El Imparcial en donde cubría la fuente de sociales, al lado del gran Dimas, otro artista de la lente, ya desaparecido. Laboró en el Noticias en donde culminó su exitosa carrera a causa de la diabetes.

Pero la enfermedad no fue impedimento para que Carlos Román, “Panelita” como lo conocían sus amigos, trascendiera como fotorreportero, registrando con la lente de su Minolta el diario acontecer de un Oaxaca vivo y vigoroso.

Sus familias le echamos de menos, y deseamos a su familia pronta resignación ante esta pérdida irreparable. Hasta luego, Carlos Román.

 

 

 

Compartir

Dejar respuesta