Colegios y agrupaciones de abogados se pronunciaron contra la desaparición de organismos autónomos, ya que esta propuesta atenta contra fundamentos constitucionales y obligaciones internacionales.

En días pasados se dio a conocer que en febrero próximo se enviará al Poder Legislativo una iniciativa que propone desaparecer el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), el Instituto Nacional de Acceso a la Información (INAI),la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y la Comisión Federal de Competencia (Cofece), para que sus funciones sean desempeñadas por las Secretarías de Comunicaciones y Transportes, Función Pública o de Energía.

La Barra Mexicana del Colegio de Abogados, Asociación Nacional de Abogados de Empresa, Colegio de Abogados y el Consejo General de la Abogacía, señalaron que los organismos autónomos traen más beneficios y sirven de contrapeso al poder, que el ahorro que busca obtener el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Privilegiar argumentos de posible ahorro económico insustancial, no solo simplifica incorrectamente el análisis de una decisión de esta naturaleza, sino que destruye las razones justificadas de la creación de cada organismo autónomo; implica un freno al desarrollo del país e incluso atenta contra fundamentos constitucionales y obligaciones internacionales”, explicaron.

La desaparición de los organismos, agregaron, va en detrimento del estado de derecho y de los principios elementales de certeza y seguridad jurídica que protegen a la población, incluyendo a los sectores social y económico; nacionales y extranjeros; que buscan actuar e invertir bajo reglas claras de reguladores técnicos, neutrales y ajenos a los cambios políticos, actores que están protegidos por los tratados de que México es parte.

“Los organismos autónomos son instituciones esenciales en un moderno Estado democrático de derecho, toda vez que se conforman en estructuras especiales orgánicas-administrativas, financiera-presupuestales, de gestión y técnica para garantizar el buen desempeño público en una sociedad compleja.“Son parte esencial en el diseño institucional de una democracia avanzada que se precie de defender y desarrollar nuevas generaciones de derechos humanos.La autonomía especializada e independiente mejora los controles ciudadanos sobre la actividad del Estado y garantiza un desempeño profesional, objetivo y eficiente del sector público”, puntualizaron.

Los colegios y agrupaciones de abogados señalaron que la imparcialidad, la participación ciudadana y la no dependencia de vaivenes político-electorales deben ser conceptos presentes de manera irrenunciable en el debate sobre la pertinencia política administrativa de la existencia de los organismos autónomos y de sus funcionarios.

“La desaparición de los organismos autónomos, así como la propuesta de reincorporar sus funciones al Ejecutivo Federal es inviable”, enfatizaron.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta