El papa Francisco instó hoy tanto a los dirigentes como al pueblo de Estados Unidos a que «asuman la responsabilidad» tras los actos violentos registrados el miércoles, luego que un grupo de seguidores del presidente saliente, Donald Trump, provocaran caos en el Capitolio de Washington.

Francisco se ha unido a la larga lista de líderes mundiales que han reprochado la acción ocurrida en el Congreso de ese país, donde se sesionaba la ratificación de la victoria presidencial de Joe Biden, la cual tuvo que ser frenada por varias horas ante las agresiones desatadas por los adherentes a Trump.

«Exhorto a las autoridades y al pueblo (de Estados Unidos) a mantener bien en alto el sentido de la responsabilidad, para que se calmen los espíritus, los valores democráticos sean protegidos y se favorezca la reconciliación nacional», dijo el papa Francisco en la tradicional oración dominical del Ángelus.

«Envío un cariñoso saludo al pueblo de Estados Unidos, conmovido por el reciente asalto al Congreso (…) Rezo por quienes perdieron la vida, cinco en total. La violencia es siempre autodestructiva, siempre», insistió en la ceremonia transmitida por video desde el Palacio apostólico del Vaticano y no desde su ventana que da sobre la Plaza de San Pedro, a causa del coronavirus.

Durante una entrevista para el Canal 5 de televisión local, el papa Francisco también manifestó encontrarse «estupefacto» por esta violencia en Estados Unidos, «porque se trata de un pueblo tan disciplinado en la democracia».

«Este movimiento debe ser condenado», consideró el sumo pontífice argentino en la entrevista, que se transmitirá esta noche, aunque ayer se emitieron algunos extractos. Un movimiento que se «comprenda bien para que no se repita y sacar lecciones de la historia», añadió.

Las declaraciones tienen lugar en momentos en que el presidente Donald Trump podría enfrentar el lunes un segundo procedimiento de «impeachment», un hecho sin precedentes históricos, tras la violencia del 6 de enero en el Capitolio.

Un texto de acusación, redactado por legisladores demócratas electos en la Cámara de los Representantes, lo inculpa de haber «lanzado deliberadamente declaraciones» que incitaron a sus partidarios a invadir el edificio del Congreso.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta