En el municipio de Huajuapan de León, Oaxaca, un grupo de colonos se manifestaron frente a la sede del ayuntamiento para denunciar a dos elementos de la agencia criminal de investigaciones que trataron de extorsionarlos.

Los uniformados fueron desarmados, también le fue retirada su placa, mientras que su patrulla fue vandalizada y volcada en la calle por el grupo de inconformes.

Uno de los quejosos, Ramiro Lugo Sánchez, acusó a los policías de hacerse pasar como parte de una célula criminal, que extorsionaba y exigían el derecho de piso a comerciantes de la zona.

“Ellos trataban de jugar al policía bueno y al policía malo, para intimidar a la gente, cuando ellos han sido los responsables de una serie de levantones y de extorsiones en contra de nuestra gente”.

La inconformidad surgió cuando las autoridades municipales no quisieron levantar cargos contra los implicados, hasta que fueron remitidos ante la Vicefiscalía Regional de Justicia, que anunció que vinculan a proceso a los indiciados.

En los últimos meses, al menos tres elementos de la Agencia Criminal de Investigaciones Dependiente de la Fiscalía General de Justicia de Oaxaca (FGJO) que incurrieron en acciones de corrupción han sido procesados por que se hacían pasar como integrantes de células criminales para exigir derecho de piso y extorsionar a empresarios, hasta que fueron denunciados por sus víctimas.

El fiscal general de Justicia de Oaxaca, Rubén Vasconcelos Méndez, dejó claro que con la actuación firme de la ley en contra de los implicados se pone de manifiesto que no habrá tolerancia a la impunidad y que todos los servidores públicos que incurran en actos al margen de la ley serán castigados con todo rigor y el peso de la ley.

Detalló que la indagatoria realizada para lograr la captura de los implicados se hizo una denuncia ciudadana que realizaron un grupo de empresarios víctima de los excesos de los policías.

 

 esta nota se publicó originalmente en Milenio

 

Compartir

Dejar respuesta