Su amor por el arte, el cine y su cultura llevó al documentalista Juan Ernesto «Noba» Regalado Morales a ganar la beca Jenkins-Del Toro 2020. Ahora, el itsmeño de 34 años de edad originario de Juchitán, Oaxaca, tendrá la oportunidad de seguir preparándose para eso que es su pasión en la vida.

La trayectoria de «Noba» comenzó con el arte urbano y las artes plásticas, pero tras ganar la beca Ambulante Más Allá en 2017, tuvo la oportunidad de realizar un documental y fue en ese momento que descubrió su encanto por el género cinematográfico.

El trabajo que hizo como resultado de sus estudios durante ese tiempo le permitió competir por la beca Jenkins-Del Toro en 2020. Dicho audiovisual titulado Nendok entre lagunas (2018) aborda el tema de la escasez de la pesca en Oaxaca a causa de un conflicto territorial que se vive en la zona.

«Noba» dice sentirse muy emocionado, tanto, que aún le cuesta creer lo que está viviendo:

«No me la creo, creo que hasta que agarre el vuelo y me meta en la escuela, me va a caer el 20», expresa con entusiasmo.

Sin embargo, no siempre la situación ha sido favorable para él, pues recuerda que en algún punto de su vida se vio inmerso en un conflicto con la ley a causa de un trabajo que tuvo.

Hace algunos años laboraba en un call center que estaba vinculado con el negocio de los juegos de azar en Ciudad Juárez. El dueño de la empresa tuvo problemas con uno de sus clientes, y las autoridades, como una manera de presionar a los involucrados, decidió arrestar a 23 trabajadores, entre ellos estaba «Noba».

Aunque ahora recuerda esa experiencia como algo lejano, realmente fue duro para él, pues esa situación lo obligó a regresar a Juchitán. Al final fue una decisión acertada, ya que le permitió seguir estudiando y seguir involucrándose en el activismo social.

Feliz por esta nueva etapa de su vida, «Noba» Regalado finaliza agradeciendo por la oportunidad que se le ha dado:

¿En qué consiste la beca Jenkins-Del Toro?

La beca incluye 60 mil dólares anuales destinados a cubrir la colegiatura de la estancia que los beneficiados elijan para estudiar cine, además de la alimentación, un seguro de gastos médicos y una cantidad de gasto corriente para los materiales de estudio.

Los recursos son aportados por el cineasta Guillermo del Toro, la Fundación Mary Street Jenkins, el Festival de Cine en Guadalajara y la fundación de la Universidad de Guadalajara.

 

Esta nota se publicó originalmente en El Heraldo De México

 

Compartir

Dejar respuesta