Cantantes de larga trayectoria como Edith Márquez y agrupaciones como Kabah y Moenia coinciden en que el ritmo de vida y las nuevas tecnologías han provocado un acelere en la música; hoy en día el consumo es inmediato y efímero en las plataformas musicales, por lo que el nivel de producción también se tiene que incrementar y los creativos generar más canciones.

Todos coinciden en el cuidado que se debe poner al proceso creativo, máxime en una época en la que la pandemia ha provocado que muchas más personas recurran a la música para acompañarse en el aislamiento.

Aunque reconocen que hay que acoplarse a los cambios para mantenerse vigentes, también destacan que deben mostrarse honestos con su música y no pensar solamente en el marketing, pues es la única forma de crear temas que les permiten trascender y lograr carreras tan exitosas como las que hicieron Juan Gabriel, Joan Sebastián o José José.

Edith Márquez, quien lleva más de 30 años en la música y tiene la experiencia tanto de haber formado parte de un grupo (Timbiriche) como de ser solista, destacó: “Lo difícil no es llegar sino mantenerse, no solo en el mundo artístico sino de qué manera tienes el cariño y el corazón de las personas, y no cualquiera lo logra. Hay pocos ejemplos de grandes artistas como Don Vicente (Fernández), Juan Gabriel, José José, Joan Sebastian y Lola Beltrán, y jamás volverás a ver otros como ellos”.

Para la cantante es fundamental “crecer con las nuevas tecnologías, sin sacrificar la calidad de los nuevos temas, solo por tener un éxito momentáneo”, pues así no se logra la trascendencia.

PERMANECER EN EL TIEMPO

Alex Midi, integrante de Moenia, expresó: “Generas mucha música todo el tiempo y eso no quiere decir que todo lo que haces es bueno; hay que darle espacio a cada cosa, porque con las nuevas formas de llevar la música al público, corres el riesgo de que te consuman, pero no te quedes en su memoria.

“Existe un bombardeo de información y quieres correr, pero la idea es dedicarle un buen tiempo a lo que posteas de cada sencillo, dar a conocer lo que creaste por un buen tiempo; la dedicación que haces por cada tema nuevo, a veces hay que relajarnos. Es darle el tiempo que merece a cada creación”, destacó el músico.

La cantautora española Rozalén destacó que la idea es seguir adelante y hacer las cosas de corazón, no dejarse guiar solo por los números que reportan las plataformas o redes sociales.

“Siempre dependemos de algo o de alguien, vivimos en una sociedad que depende de los likes, de los números, parece que tienes más valía si hay un gran número de seguidores que van tras de ti. Está comprobado que existen enfermedades asociadas a las redes sociales, necesitamos aguantarnos en soledad, pasar un tiempo con nosotros mismos y eso baste, y eso lo consigue muy poquita gente”, destacó la compositora.

Apio Quijano, de Kabah, se refirió a la empatía que logran algunos intérpretes con el público, herramienta básica para trascender y no ser solo éxito del momento.

“Hay música que se queda en el corazón de la gente y nunca la van a soltar, Kabah ha estado veintitantos años en los corazones de la gente, así como Timbiriche, OV7 o Flans, porque nuestra música logró formar parte de la historia de sus fans, que incluso la adoptaban en sus fiestas de cumpleaños y bodas; la idea es ir pasando la estafeta de generación en generación –somos afortunados por eso– y también reinventarnos para seguir vigentes”.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

 

Compartir

Dejar respuesta