El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador dijo la mañana de este viernes que su gobierno, así como el gobernador, Alejandro Murat, atienden la denuncia de comuneros de la Costa de Oaxaca, los cuales acusan a una notaria de pretender despojarlos de sus tierras, en tanto, el diputado local petista, César Morales Niño exigió retirar el Fiat a la fedataria, María Antonieta Chagoya Méndez, quien está acusada de esta irregularidad.

“Hay un grupo que está defendiéndolos porque, en efecto, es un despojo que se quiere hacer a través de la falsificación de documentos, lo que también es común, que se falsifican escrituras. Hay a veces notarios, la mayoría de los notarios son muy serios, profesionales, pero hay algunos que no lo son y ese es el caso, pero ya lo estamos atendiendo, incluso lo está viendo el gobernador de Oaxaca porque nos los trataron a los dos en una gira y ahora que regresé a Oaxaca él me informó que ya se estaba avanzando en la atención de este asunto”, sostuvo López Obrador.

Por otro lado, ante la denuncia pública hecha por comuneros de la comunidad de Tilzapote del municipio de Santa María Tonameca, en la Costa de Oaxaca, quienes acusaron a la familia de notarios oaxaqueños, encabezados por María Antonieta Chagoya Méndez, de pretender despojarlos de sus tierras, desde hace siete años, utilizando documentos “falsos” y nombres de personas “fantasmas”, el diputado local por el PT, César Morales Niño urgió a la Dirección de Notarias revisar la actuación de los fedatarios públicos y en caso de anomalías se retirarles las patentes.

El representante popular, consideró necesario que el Gobierno de Oaxaca frene “las malas prácticas, trampas y triquiñuelas” en la asignación de fiats, con la cual se pretende beneficiar a Ramón Velázquez Chagoya hijo de la notaria María Antonieta Chagoya Méndez.

“Urge que las autoridades correspondientes revisen la actuación de esta familia de notarios y en caso de anomalías se les deberá retirar sus patentes, porque no se puede permitir un nuevo acto de reconquista”, manifestó el diputado César Morales Niño.

Lo anterior debido a que el abogado de profesión es acusado de pretender despojar de al menos 300 hectáreas de tierra a comuneros de Tilzapote, en la Costa de Oaxaca, en donde pretenden instalar un complejo turístico.

En este sentido, el legislador solicitó una revisión y análisis jurídico social de la situación que se vive en la población perteneciente a Santa María Tonameca.

De acuerdo a la denuncia de los habitantes de este municipio de la Costa, Ramón Velázquez Chagoya, quien busca ser beneficiado con una fiat, es uno de los operadores principales de María Antonieta, su madre, quien pretenden derribar escuelas, casas y un centro de salud para la construcción de un complejo turístico-inmobiliario.

Ramón, fue uno de los integrantes de esta familia al cual no se le otorgó su patente en el 2016, cuando lo solicitó debido a una serie de violaciones a la Ley del Notariado de Oaxaca, por lo que el entonces el gobernador Gabino Cué Monetagudo no le dio el visto bueno.

Ramón Velázquez Chagoya, ha sido acusado como el principal operador y artífice de todo tipo de irregularidades; la actuaria número 78, ha avalado una serie de escrituras, mismas que han sido inscritas en el Registro Público de la Propiedad de manera tardía y con las cuales se pretende hacer efectivo el “robo” de 300 hectáreas a sus verdaderos dueños.

De acuerdo a los afectados, la familia de notarios ha avalado documentos falsos a nombre de dos personas, que nunca se han presentado a las audiencias y que se presume son “fantasmas”, porque no existen.

Según la representante de los denunciantes, Edith Santibáñez Bohórquez, integrante del área de asuntos jurídicos de la Sección 22 de la CNTE, los notarios pretenden derribar las escuelas y mercados de la zona, así como un centro de salud, bajo la anuencia del Tribunal Agrario, quien en el 2014 dictaminó a favor de los presuntos dueños Pedro Ramírez Araiza y Domitila Guzmán Olivera.

Los comuneros de esta zona, perteneciente al municipio de Santa María Tonameca aseguraron que cuentan con documentación que los avalan como dueños desde hace más de 70 años.

Por lo que reclaman una serie de irregularidades en la disputa y fueron tomados en cuenta por el consejero jurídico, Octavio Tinajero, lo que de alguna forma ha permitido el despojo. La abogada de los afectados solicitó al gobierno federal tomar en cuenta esta serie de acciones fraudulentas por parte de esta familia de notarios.

 

TDG/WLT

 

Compartir

Dejar respuesta