Dos empresas de Estados Unidos tomaron la decisión de despedir a empleados que presuntamente participaron en los ataques que realizaron los seguidores del presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, en el Capitolio.

Daily Mail informó que las firmas Navistar Direct Marketing y Goosehead Insurance aplicaron la medida luego de ver las transmisiones en vivo que hicieron mientras estaban participando en la violenta protesta en el Capitolio sus ahora ex trabajadores.

Navistar Direct Marketing envió un comunicado tras ser notificados de que uno de los hombres que acompañaba a Jake Angeli, seguidor de Trump que llegó con un llamativo traje a invadir el Capitolio, estaba al interior del edificio del Congreso protagonizando los disturbios con la credencial de la empresa.

«Después de la revisión de la evidencia fotográfica, el empleado en cuestión ha sido despedido por causa justificada», comunicó la empresa sin dar el nombre de la persona, aunque agregó que están «cooperando con las autoridades».

«Si bien apoyamos el derecho de todos los empleados al ejercicio pacífico y legal de la libertad de expresión, cualquier empleado que demuestre una conducta peligrosa que ponga en peligro la salud y la seguridad de otros ya no tendrá una oportunidad de empleo con Navistar Direct Marketing», indicaron.

El medio también reportó que el abogado Paul Davis, quien se grabó en en el caos ocurrido en el edificio del Congreso, fue despedido de la firma Goosehead Insurance.

«Sus acciones no son una representación ni el apoyo de Goosehead de ninguna manera. Ya no es empleado de Goosehead. Se dará a conocer un comunicado oficial», dijo un representante de la firma.

La violenta protesta generada por los seguidores de Trump provocó la muerte de cuatro personas, además de numerosos daños al histórico edificio que tuvo que ser evacuado mientras se desarrollaba la ratificación de la victoria electoral de Joe Biden a la presidencia de Estados Unidos.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta