Shoam (Israel), 19/12/2020.- A medical staff of Shaare Zedek Medical Center holds Pfizer ?coronavirus COVID-19 pandemic vaccines at the Shaare Zedek Medical Center in Jerusalem Israel, 19 December 2020. Israel begins a nationwide COVID-19 vaccination campaign as hundreds of thousands of vaccines are delivered to hospitals across the country. First, the medical staff will be vaccinated and then people from high potential risk groups and the elderly population. Authorities hope to vaccinate as many people as possible. (Estados Unidos, Jerusalén) EFE/EPA/ABIR SULTAN

CIUDAD DE MÉXICO.

Sí padeces de algún tipo de alergía y estás pensando en aplicarte la vacuna contra covid-19, entonces debes saber lo siguiente.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) emitieron algunas recomendaciones que se deben tomar en cuenta para la observación de quienes se vacunan contra el coronavirus.

Si las personas padecen de alergías a los alimentos, mascotas, insectos u otras cosas, se puede proceder con la aplicación vacunación y luego se dene tener un período de observación que, ayudará a determinar los avances de la vacuna.

Sin embargo, si la persona tiene antecedentes de reacción alérgica grave, conocido como anafilaxia, a otra vacuna o terapia inyectable, su médico debe hacer una evaluación de riesgo, posponer su vacunación o proceder, y luego mantener la observación después de la vacunación.

La única razón para evitar la vacunación contra el covid-19 es una reacción alérgica grave a cualquier componente de la vacuna.

Ante ello, se tendrá un Sistema de Notificación de Eventos Adversos a las Vacunas, o VAERS, el cual recopila datos como eventos adversos que son inesperados, parecen ocurrir con más frecuencia de lo esperado o tienen patrones de ocurrencia inusuales.

Las personas que se vacunen deben informar de los evento adversos, pues es un paso crucial para garantizar la seguridad y ayudar a monitorear las vacunas.

Es importante diferenciar y conocer que un evento adverso es diferente, en la mayoría de los casos, de un efecto secundario típico de una vacuna.

Las vacunas pueden causar un efecto secundario, como dolor en el lugar de la inyección o enrojecimiento. Los eventos adversos son más graves y, a veces, pueden poner en peligro la vida.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excelsior

 

Compartir

Dejar respuesta