El Departamento de Justicia de Estados Unidos está investigando un delito potencial relacionado con canalizar dinero a la Casa Blanca a cambio de un indulto presidencial, según documentos judiciales revelados en un tribunal federal.

La jueza federal de distrito Beryl Howell emitió una orden donde describía a lo que ella llamó una investigación de «soborno por perdón».

Aproximadamente la mitad del documento de 18 páginas fue tachado, la versión disponible públicamente proporcionó pocos detalles del presunto plan y no nombró a ninguna de las personas potencialmente involucradas.

Añadió que los fiscales federales en Washington D.C. dijeron que habían obtenido evidencia de un plan de soborno en el que alguien «ofrecería una contribución política sustancial a cambio de un indulto presidencial o una suspensión de la sentencia».

La orden decía que los fiscales también estaban investigando un «plan de negociaciones secretas» en el que dos personas no identificadas «actuaron como cabilderos de altos funcionarios de la Casa Blanca, sin cumplir con el requisito de registro de la Ley de divulgación de cabildeo».

El Departamento de Justicia tuvo que pedir permiso a Howell para ver ciertos correos electrónicos entre un abogado y clientes, que no fueron identificados. La juez concedió la solicitud en agosto, diciendo que el privilegio abogado-cliente no se aplicaba en ese caso.

Los fiscales habían dicho que planeaban «confrontar» a tres personas no identificadas con las comunicaciones y terminar su investigación.

Según la orden de Howell, los investigadores del gobierno dijeron que habían incautado «más de cincuenta dispositivos de medios digitales, incluidos iPhones, iPads, computadoras portátiles, memorias USB, computadoras y discos duros externos». Una vocera del Departamento de Justicia no respondió de inmediato a las solicitudes de comentarios.

Los presidentes disfrutan de una amplia libertad bajo la Constitución de los Estados Unidos para perdonar a las personas condenadas por delitos federales. El presidente Donald Trump indultó la semana pasada a su ex asesor de seguridad nacional, Michael Flynn, quien se había declarado culpable dos veces de mentir al FBI durante la investigación sobre la intromisión rusa en las elecciones presidenciales de 2016.

Ese fue el primero de lo que se espera sea una serie de indultos en las últimas semanas de Trump en la Casa Blanca. Según en palabras de Howell, el Departamento de Justicia le había dicho recientemente que quería evitar que la investigación se hiciera pública porque detallaba «individuos y conductas» que aún no habían sido acusadas.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta