Regidores de Salina Cruz reclamaron en sesión de cabildo al presidente municipal de Salina Cruz el manejo desaseado de la administración municipal al desviar recursos, carecer de transparencia en el manejo del dinero del pueblo y de realizar campaña en busca de la reelección con recursos municipales.

Los concejales aprovecharon la reunión del viernes en la que se aprobaría la Ley de Ingresos 2021 para hacer severos cuestionamientos al edil quien, en algunos puntos, sólo aplicó justificaciones al precisar que heredó deudas y en otros, de plano fue evasivo al carecer de argumentos.

El regidor de Ecología, Medio Ambiente, Pesca y Acuacultura, Rosendo Gómez Prudente, dijo que votaría en contra de la iniciativa de la Ley de Ingresos por la falta de transparencia en dos años, con un faltante de más de 3 millones de pesos.

El concejal fue incisivos al reclamar a Atecas de realizar campaña proselitista en busca de la reelección con recursos de la comuna pero, además, sin guardar las disposiciones sanitarias por Covid 19.

La Regidora de Equidad, Mara Selene Rodríguez se sumó a su compañero Gómez Prudente al negarse a aprobar la propuesta por falta de transparencia, además de acusar a Juan Carlos Atecas de corruptos pues en la pasada administración de Rodolfo León cobró en la nómina sin trabajar.

Las acusaciones contra Juan Carlos Atecas por desvío de recursos no es nada nuevo. En mayo de 2019, los regidores de Obras Públicas, de Educación, Cultura, Deportes y Espectáculos, así como los síndicos Procurador Hacendario y de Gobernación, en un documento, acusaron al edil de Morena de que, en un año y cinco meses de su gobierno, no ha había cuenta del estado financiero de los presupuestos 2019 y 2020; tampoco se ven obras y acciones relevantes, en tanto las colonias y agencias municipales se encuentran en el abandono total.

Señalaron que el presidente municipal no ha dado informes a su Cabildo sobre las obras que supuestamente deberían estarse efectuando en Salina Cruz, así como el monto a utilizar en dichos proyectos.

En reiteradas ocasiones, los mismos habitantes de esa ciudad y puerto de la región del Istmo de Tehuantepec han manifestado su molestia hacia Atecas Altamirano debido a la falta de obras públicas que demandan los ciudadanos, quienes viven afectados desde hace más de dos años debido a los sismos de septiembre de 2017.

TDG/WLT

 

Compartir

Dejar respuesta