El Tribunal Electoral del Estado de Oaxaca (TEEO), ordenó al presidente municipal de la ciudad de Oaxaca de Juárez, Oswaldo García Jarquín, restituir en su cargo a la directora del Instituto Municipal de la Mujer, Jaquelina Escamilla Villanueva, a quien destituyó injustificadamente y sin las formalidades correspondientes hace seis meses.

El TEEO en sesión pública analizó y determinó que estuvo acreditada la violencia política en razón de género cometida por el edil y la presidenta honoraria del Consejo Consultivo del Comité Municipal del Sistema de Desarrollo Integral de la Familia, Patricia Benfield López en contra de Escamilla Villanueva, en su desempeño como directora del Instituto Municipal de la Mujer.

En la resolución del Procedimiento Especial Sancionador identificado con la clave PES/01/2020, la Magistrada y los Magistrados determinaron que el Presidente Municipal no cuenta con facultades para revocar el nombramiento como directora del Instituto de la Mujer, además, que esta revocación se llevó a cabo sin un procedimiento previo, aun cuando se trataba de un derecho reconocido a nivel constitucional.

Por ello el Tribunal ordenó al presidente municipal ofrecer una disculpa pública en sesión de Cabildo por su actuar en contra de la actora, además, restituirla en el cargo, pagarle las prestaciones que debió percibir con motivo de la revocación del cargo o designación.

Además, a García Jarquín se le impuso una multa consistente en 250 Unidades de Medida y Actualización que corresponden a 21 mil 720 pesos; y a la presidenta honoraria del DIF municipal fijó una sanción de 20 Unidades de Medida y Actualización, que corresponde a mil 737.06 pesos.

El Pleno del TEEO resolvió remitir los nombres de las dos personas identificadas como responsables de esta violencia política en razón de género al Instituto Nacional Electoral (INE) y al Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO).

 

Compartir

Dejar respuesta