Luego de permanecer 36 días en el Área de Cuidados Intensivos Neonatales, falleció el bebé Lázaro, quien fue declarado muerto al nacer en el Hospital General Zona 20 “La Margarita”, en la capital de Puebla.

El pequeño nació la madrugada del pasado 21 de octubre, a las 23 semanas de gestación, pero fue declarado muerto por los médicos del Instituto Mexicano del Seguro Social.

Tras confirmar su muerte, Lázaro fue llevado a la morgue donde permaneció cuatro horas hasta que, al momento de ser entregado a su padre, el empleado de una funeraria se percató de que estaba vivo.

En una tarjeta informativa, el Instituto Mexicano del Seguro Social informó que las causas del fallecimiento fueron su condición de prematurez extrema y la falta de desarrollo en el vientre materno, por lo que su estado de salud no evolucionó favorablemente, a pesar de todos los esfuerzos del equipo multidisciplinario para salvarle la vida.

“Su intestinal nunca se pudo componer, a pesar de que le hicieron la cirugía, le quitaron la parte dañada que tenía y pues no, se fue inflamando, inflamando”, declaró Santiago Albino, padre del bebé.

El Instituto Mexicano del Seguro Social, también informó que en cuanto al resultado de la investigación laboral, se encontró irregularidad por parte de dos servidores públicos, consistente en falta de apego a la normativa institucional y que se continúa con los procesos de sanciones administrativas y una vez concluidos se darán a conocer.

El cuerpo de Lázaro fue entregado a sus padres, originarios de la comunidad de Xonocuautla perteneciente al municipio de Tlatlauquitepec, en la Sierra Norte de Puebla, donde será sepultado.

 

Esta nota originalmente se publicó en Noticieros Televisa

 

Compartir

Dejar respuesta