México alcanzó su máxima producción de petróleo en 2003 y desde esa fecha va en caída, por lo que es una realidad geológica que será una misión imposible para México alcanzar los 2.5 millones de barriles diarios (mbd) que se propone la administración, señaló el analista geopolítico, Juan Arellanes.

Durante un ciclo de conferencias organizado por la Universidad Anáhuac, en torno a la seguridad energética, el también académico, dijo que no es una cuestión como lo quisiere ver el gobierno actual, de falta de inversión, descuido de Pemex y corrupción.

«Aunque se pretenda en los planes de gobierno revertir la caída, llegar a producción de 2.5 millones de barriles es una misión imposible. México no podrá llegar esos niveles de producción, ni gestionando cuidadosamente los recursos abundantes que le están proporcionando a Pemex».

Dijo que en el mejor de los escenario quizá lo que ocurrirá es que se ralentice la velocidad de la caída en la producción, y aunque existe una intención política de seguir siendo un país petrolero, la realidad es que México está dejando de serlo.

​De acuerdo con Juan Arellanes, Noruega, México y Argelia son los tres exportadores de petróleo donde hay caída de producción y, por lo tanto, la caída de la capacidad de exportadora es mucho más marcada.

«Eso tiene que ver directamente no sólo con un pico de demanda, sino también con un pico de producción y es algo que tenemos que considerar muy claramente en el caso de México», explicó.

Apuntó en el caso mexicano es peculiar ya que no hemos tenido la capacidad de refinadora suficiente como para que el consumo interno sea satisfecho con el producto recibido internamente, sino que se hace una exportación de petróleo crudo y una importación de derivados de petróleo.

«La realidad geológica y termodinámica es completamente independiente de las pretensiones de un proyecto de desarrollo nacional. Hay un gran número de países que están en proceso de dejar de ser exportadores netos de petróleo crudo. Son un grupo en peligro de extinción y México forma parte de este grupo que desaparecerá como exportador de petróleo».

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta