El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) ratificó la exoneración al presidente Andrés Manuel López Obrador y al titular del Instituto Mexicano del Seguro Social, Zoé Robledo, por el uso indebido de recursos públicos y promoción personalizada en las cartas de apoyo financiero a microempresas durante la pandemia, y reiteró la culpabilidad exclusiva del titular de la Coordinación Técnica de Difusión del IMSS, Jehú Sánchez García.

El pasado 30 de abril, la Comisión de Quejas y Denuncias del INE resolvió las quejas presentadas por el PAN, PRI y PRD, y dictó medidas cautelares para que se suspendiera la difusión de cartas en las que se ofrecían apoyos a las microempresas que no realizaron despidos durante la contingencia sanitarias, en las que firmaba directamente el Presidente de la República.

Decisión que fue ratificada el 6 de mayo por la Sala Superior del TEPJF. Cuatro días después, la Sala Regional Especializada del TEPJF determinó que sí existió promoción personalizada y uso indebido de recursos públicos pero señaló “como único responsable” a Jehú Sánchez García, titular de la Coordinación Técnica de Difusión del IMSS.

El PAN y el PRD volvieron a interponerse al considerar que el Presidente de la República y el propio titular del IMSS sabían y avalaron estas acciones al presentar las cartas en la conferencia de prensa matutina del 23 de abril, sin embargo, la mayoría de los magistrados desestimaron la impugnación al coincidir en que no se aportaron pruebas “para acreditar que dichos funcionarios participaron en el diseño, elaboración o difusión de las cartas”.

Agregaron que “el IMSS no se mantuvo inactivo ante la propaganda que difundió a través de su portal, y modificó en dos ocasiones, de forma voluntaria, el contenido de las cartas para evitar que se siguieran difundiendo con el nombre y cargo del Presidente de la República”.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta