Diego Armando Maradona falleció a los 60 años debido a un paro cardiorrespiratorio. Tras ello, John Broyad, Fiscal General del departamento de San Isidro, informó que el deceso del ex futbolista «no posee más que características naturales» y en su cuerpo «no se advirtió ningún signo de criminalidad» o «violencia».

A horas del fallecimiento de El Pelusa, se llevaron a cabo las primeras autopsias, mismas que arrojaron una “insuficiencia cardiaca aguda en un paciente con una miocardiopatía dilatada”, además de que también se especifica una «insuficiencia cardiaca congestiva crónica que género un edema agudo de pulmón”, informó TYC Sports

Tras los peritajes, Broyad expresó lo siguiente: «Lamentablemente con un tremendo dolor podemos confirmar el fallecimiento aproximadamente a las 12 horas del día de la fecha».

Y agregó: «No se advirtió ningún signo de criminalidad. No se advirtió ningún signo de violencia. La autopsia se va a hacer a los fines de detallar la razón de la muerte. El fallecimiento no posee más que características naturales. No hay signos de violencia. La autopsia va a establecer la razón de la muerte», añadió.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta