La ex secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles decidió colaborar con la Fiscalía General de la República (FGR) para recuperar su libertad o acceder a una sentencia menor, por lo que solicitará acogerse a un criterio de oportunidad y demostrar que el oficial mayor Emilio Zebadúa operó el desvío de recursos en el sexenio pasado, junto con otras personas.

La ex funcionaria tomó la decisión porque de un delito que no amerita prisión preventiva oficiosa, la FGR dio otro paso para imputarle operaciones con recursos de procedencia ilícita y delincuencia organizada, éste último que la puede mantener en la cárcel de por vida.

Robles enfrenta un proceso por su presunta responsabilidad en el uso indebido de atribuciones y facultades, donde se le señala de ser omisa en un desvío de 5 mil millones de pesos. Permanece internada en el penal femenil de Santa Martha Acatitla desde agosto de 2019.

En entrevista con Elisa Alanís en MILENIO Televisión, Epigmenio Mendieta, abogado de Robles, dijo que la ex funcionaria se ha quedado sola.

“Su preocupación ha sido no imputar a terceras personas, pero esas personas con las que ha sido solidaria no han tenido la misma calidad para con ella.

“Ha tomado la decisión de colaborar con la investigación y describir cómo se tomaron las decisiones y finalmente quiénes fueron las personas, entre ellos el oficial mayor, que llevó a cabo la operación de la dispersión de los recursos”, expresó.

El pasado 26 de octubre, Rosario Robles aseguró en una carta que la actual administración solo buscaba que señalara a ex funcionarios; no obstante, aseguró que no lo haría.

“Sé que lo que pretenden para que yo obtenga mi libertad es que señale como responsables ex colegas míos, de mayor jerarquía en el gabinete del sexenio pasado, con el objetivo de dirigir hacia ahí sus baterías”, puntualizó.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

 

Compartir

Dejar respuesta