CIUDAD DE MÉXICO

La Administración para el Control de Drogas de los Estados Unidos (DEA) colocó al capo Rafael Caro Quintero, fundador del extinto Cártel de Guadalajara, en el primer lugar de la lista de los diez fugitivos más buscados.

La agencia antidrogas ofrece una recompensa de 20 millones de dólares por información que lleve a la captura de Caro Quintero, prófugo de la justicia, luego que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) revirtió un amparo que le permitió recuperar su libertad.

La DEA lo requiere por el asesinato del agente federal, Enrique Camarena, y por los delitos de secuestro, posesión con intención de distribuir marihuana y cocaína.

Según autoridades mexicanas, Caro Quintero disputa el liderazgo del cártel de Sinaloa a los hijos de Joaquín “El Chapo” Guzmán, y a Ismael “El Mayo” Zambada.

La semana pasada, Miguel Ángel Caro Quintero, hermano de Rafael Caro Quintero, interpuso un juicio de amparo contra la orden de aprehensión que pudiera haber en su contra.

Sin embargo, el Juzgado Décimo de Distrito de Amparo no le concedió la suspensión provisional a Miguel  Ángel  Caro Quintero, exlíder del llamado Cártel de Sonora, con asiento en Caborca, que estuvo preso en Estados Unidos, por no haber sido solicitada.

De acuerdo con información de la agencia de noticias Reuters, el gobierno de México habría negociado con Estados Unidos la libertad del general Salvador Cienfuegos Zepeda, a cambio de la detención de un líder del narcotráfico.

En marzo de este año, el líder del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), Nemesio Oseguera Cervantes, “El Mencho”, encabezaba la lista de los diez fugitivos más buscados por la DEA, a la que fue ingresado en mayo de 2016.

Por ello, las autoridades estadounidenses instalaron espectaculares en diversas vialidades de la ciudad de Los Ángeles, California, en los que ofrece una recompensa de 10 millones de dólares a quien aporte información que lleve a la captura de “El Mencho”, originario del municipio de Aguililla, Michoacán.

“Ayúdanos a atrapar a Nemesio Oseguera Cervantes, alias ‘El Mencho’, 10 millones de dólares de recompensa”, se señala en los espectaculares en autopistas y avenidas de esa ciudad.

¿Quién es Caro Quintero?

Rafael Caro Quintero es uno de los tres líderes del cártel de Guadalajara, la primer organización del narcotráfico en México, junto con Ernesto Fonseca «Don Neto» y Miguel Ángel Félix Gallardo.

Caro Quintero fue arrestado en San José, Costa Rica, el 4 de abril de 1985, acusado del asesinato del integrante de la DEA Enrique «Kiki» Camarena y por otros delitos. Por ello, ingresó a la lista de los 10 más buscados por el gobierno de Estados Unidos.

En abril de 2018, el Buró Federal de Investigaciones de los Estados Unidos (FBI) incrementó la recompensa a 20 millones de dólares a quien proporcione datos que lleven a su captura, ya que en agosto de 2013 obtuvo su libertad, debido a fallas al debido proceso, dictándole libertad anticipada luego de 28 años de reclusión.

¿Cómo hizo su fortuna en prisión?

Mientras el narcotraficante Rafael Caro Quintero purgaba una condena de 40 años de prisión, su círculo íntimo de familiares y amigos crearon una red empresarial legalmente constituida de al menos 30 compañías.

Todos los negocios, abiertos en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, fueron dedicados a los sectores inmobiliario, de distribución de combustible, explotación minera, concesionaria de autos nuevos y usados, servicio en casetas telefónicas, restaurantes, moda y calzado, hasta productos de belleza y spa.

Los negocios fueron creados con la participación de 25 miembros de confianza del otrora líder del extinto Cártel de Guadalajara, hoy prófugo de la justicia, y su círculo más íntimo, entre ellos 15 socios y 10 integrantes de su familia, de los que destacan una esposa, cuatro hijos, un yerno, una nuera y sus consuegros, además de una pareja.

Extraoficialmente, se sabe que el capo llegó a acumular una fortuna de casi 500 millones de dólares.

Además de la diversidad de negocios, el líder del alguna vez poderoso Cártel de Guadalajara se sumó desde 2017 a la lista de capos del narcotráfico que son un negocio en sí, pues el nombre Rafael Caro Quintero es marca registrada, hecho que impide que esta denominación sea usada sin su consentimiento para servicios de entretenimiento, actividades deportivas y culturales, producción de programas de radio y televisión.

También se le debe pedir autorización para material fotográfico, artículos de papelería, así como material para artistas, de dibujo, instrucción, didáctico para publicaciones impresas a menos que se paguen los derechos.

El nombre de pila y ambos apellidos cuentan con dos registros en el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), aunque el capo no es el beneficiario titular, sino su pareja sentimental y madre de su quinto hijo, Diana Altagracia Espinoza Aguilar, exreina de belleza, quien es la dueña de la exclusividad para lucrar con el nombre y que fue presa en el penal Puente Grande, por delincuencia organizada.

 

Esta nota originalmente se publicó en El Imparcial México

 

Compartir

Dejar respuesta