«Amor de mi vida, no me dejes. Te has llevado mi amor, todo mi amor. Ahora me abandonas», son algunos de los versos más emotivos de la canción «Love Of My Life», un himno escrito por Freddie Mercury en honor al cariño y amor que le profesó a quien fuera una de las mujeres más importantes de su vida: Mary Austin.

Farrokh Bulsara, mejor conocido como Freddie Mercury, es una leyenda de la música que aún después de su muerte continúa conquistando a las nuevas generaciones. El vocalista de la legendaria banda Queen es reconocido por su poderosa voz e inigualable talento, hoy, a 29 años de su fallecimiento, recordamos su historia de amor e inquebrantable amistad con Mary Austin. 

El cantante británico -de origen parsi e indio- conoció a Mary Austin a principios de 1970 en la boutique Biba en donde ella trabajaba. Antes de iniciar una relación formal con Freddie Mercury, Austin había salido algunas ocasiones con Brian May, así lo confirmó el guitarrista de Queen en 2017 en una entrevista para Yahoo! Music.

«Extrañamente, Mary fue una chica fabulosa que elegí y estaba saliendo con ella (…) Un día Freddie se me acercó y me dijo: ‘¿Vas en serio con Mary? ¿Puedo invitarla a salir? Y lo hizo y fueron pareja durante mucho tiempo «, contó Brian May.

Así fue la extraordinaria historia de amor entre Freddie Mercury y Mary Austin

Poco después de su primer encuentro, el cantante inició una relación con Mary Austin que duraría seis largos años (1970-1976). Si bien nunca se casaron, él siempre se refirió a ella como su «esposa», incluso después de su separación.

Freddie Mercury y Mary Austin vivieron juntos en un departamento en WestKensington, en Londres. En 1976, el vocalista de Queen contaría a Mary Austin que era homosexual y su relación amorosa llegaría a su fin, pero se mantuvieron unidos hasta la muerte del cantante debido a una bronconeumonía complicada por el SIDA.

Lo que vi fue un tesoro: Mary Austin sobre Freddie Mercury

En una entrevista con David Wigg, poco después del fallecimiento de Freddy Mercury, Mary Austin habló de su relación con el cantante y dio detalles del profundo amor que se tenían.

«Me llevó tiempo enamorarme de ese hombre, pero cuando pasó, nunca pude alejarme de él. Su dolor se convirtió en mi dolor, su felicidad se convirtió en mi felicidad», mencionó Austin.

Más adelante, Mary Austin señaló que en cuanto vio a Freddie Mercury supo lo valioso y talentoso que era.

«Pude mirar dentro y casi a otro ser humano y lo que vi fue un tesoro. Pienso que el realmente hizo eso a unos pocos millones de personas. Pienso que esa es la razón de que los fans continúan sintiendo cada sentimiento. Ellos vieron esa música, vieron lo hermoso, ellos vieron todos los aspectos de la personalidad de Freddie y ellos también se enamoraron de él», dijo.

En su testamente, que se hizo público en 1992, se confirmó que Freddie Mercury dejó a Mary Austin su mansión en Garden Lodge, la mitad de su fortuna y un porcentaje de las ganancias por derechos de autor.

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta