El Partido Revolucionario Institucional (PRI) respondió a los señalamientos de Sergio Arturo Ramírez, abogado de Rosario Robles, y negó el desvío de recursos para campañas electorales y presumió que la campaña electoral de José Antonio Meade fue reconocida como la más transparente en comparación de los demás candidatos.

«En específico la campaña presidencial de José Antonio Meade en el 2018 fue sujeta a un estricto proceso de fiscalización por parte de la autoridad electoral, del cual quedó constancia en los informes que son de dominio público, sin existir señalamiento alguno y fue reconocida como la campaña con mayor transparencia de los candidatos presidenciales», expuso el PRI.

A través de una carta publicada en Twitter, el PRI aseguró que las actividades político-electorales realizadas por los partidos en México son fiscalizadas por el INE y demás autoridades electorales.

En la carta, ​el PRI se deslindó de cualquier hecho ilícito que involucre a funcionarios públicos y está abierto a cualquier investigación que ayude al esclarecimiento de las averiguaciones que necesite realizar la Fiscalía General de la República, sobre este o cualquier tema.

​»El PRI de hoy está en contra de la impunidad y ratifica su compromiso a favor el combate a la corrupción y alienta los principios de transparencia y rendición de cuentas».

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta