Las autoridades holandesas sacrificaron a unas 190 mil gallinas y pollos, tras la aparición de un foco particularmente contagioso de gripe aviaria en dos granjas, informó ayer el ministerio de Agricultura.

En una granja situada en el oeste, en Hekendorp, los empleados de los organismos sanitarios sacrificaron 100 mil gallinas y en otro situado en el norte, a 90 mil pollos.

En ambos casos, las autoridades sospechan de un «foco muy contagioso de la variante H5», indicó el Ministerio.

Ninguna otra granja de aves se sitúa en un radio de un kilómetro alrededor de estas, agregaron.

«Las dos granjas fueron desinfectadas para evitar cualquier propagación de la enfermedad», explicaron.

La gripe aviaria ha sido detectada en varias granjas holandesas desde el pasado octubre.

Tras registrarse focos en Rusia y Kazajistán el pasado verano, la gripe aviaria, que no es peligrosa para el hombre, progresa hacia el oeste.

 

Esta nota originalmente se publicó en El Heraldo de México
Compartir

Dejar respuesta