La Cámara Suizo-Mexicana de Comercio e Industria solicitó al gobierno federal tomar en cuenta la opinión del sector privado ante la reforma que se busca realizar en materia de subcontratación o outsourcing, ya que de no hacerlo, se incrementaría la informalidad laboral, existiría menos contribuciones de Impuesto Sobre la Renta (ISR) y disminución de asignaciones al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

En un comunicado la Cámara Suiza reconoció la iniciativa del gobierno de México para regular un esquema de contratación que ha permitido en su ejercicio irregular, simulación, evasión y elusión fiscal, y ha privado a trabajadores de sus derechos.

“No obstante, la subcontratación apegada al marco legal, garantiza todo derecho laboral y de seguridad social de los trabajadores, y favorece el cumplimiento de obligaciones fiscales. En consecuencia, la Cámara Suiza respalda el ejercicio irrestricto en la aplicación de sanciones a empresas que incumplan con lo estipulado en la Ley”, indicó.

En ese sentido, el sector privado suizo advirtió que “las consecuencias de no consultar a los sectores involucrados, serían el incremento de la informalidad laboral, menos contribuciones de ISR y disminución de asignaciones al IMSS”.

Expuso que la iniciativa en materia de subcontratación contiene puntos de discordancia respecto a la Ley Federal del Trabajo. “Notablemente, la regulación propuesta no permite un periodo de transición realista a un nuevo esquema regulatorio, lo cual podría tener consecuencias negativas para los más de 4 millones de mexicanos subcontratados en el mercado formal”.

“Lo cual es particularmente preocupante en el contexto económico incierto de la pandemia de covid-19. A su vez, ello ocasionaría pérdidas en sectores e industrias clave para la economía mexicana”, aseveró.

La Cámara hizo un llamado a las autoridades, “a que se tome en consideración al sector privado en la iniciativa de reforma en materia de subcontratación del ejecutivo federal y otras iniciativas relacionadas que se presenten en el Congreso”.

“Solicitamos respetuosamente que se consideren en la regulación de la subcontratación: incrementar el empleo formal; combatir la simulación, elusión y evasión fiscal; dar mayor seguridad y calidad en el empleo a todos los trabajadores; y facilitar la inserción laboral formal de personas en situación de vulnerabilidad”, señaló.

Agregó que dado que muchas empresas usan la subcontratación como alternativa legal para cumplir con obligaciones laborales, fiscales y de seguridad social, “solicitamos que se reconsidere su importancia para mantener niveles de inversión, productividad y competitividad en México, ya que estos indicadores se verían gravemente afectados de prohibirse completamente la figura de subcontratación”.

La Cámara Suizo-Mexicana de Comercio e Industria representa 50 empresas suizas con presencia en México, las cuales pertenecen a sectores diversos: alimentos y bebidas, agronegocios, energía, farmacéutica, infraestructura, química, financiero (banca y aseguradoras), relojería, servicios, tecnología, trading y transporte.

En conjunto, las empresas afiliadas a la Cámara generan más de 40 mil empleos directos en México a través de diversos esquemas de contratación. “Por ello, reconocemos que la subcontratación ha facilitado el cumplimiento de disposiciones laborales y fiscales en materia de contratación de personal para empresas extranjeras que deciden establecer operaciones en México y para emprendedores nacionales”.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta