Tubería maltratada por una fuga provocó la caída de plafones y aguas negras sobre una paciente de 9 años de edad, internada en el IMSS debido al COVID-19.

Fue en ciudad Madero donde Erika del Ángel Santiago, madre de la menor, denunció que su hija se encuentra internada desde octubre a consecuencia del COVID-19, la pequeña sufrió mayores afectaciones cuando presuntamente fue aplastada por plafones y bañada por agua sucia.

“Se le cayeron encima unos plafones en el hospital, prácticamente el techo. Eso ocurrió como a las 2 de la tarde del día de ayer. Se encuentra estable y entubada, es de capacidades diferentes. Se cayeron cuatro plafones porque había una fuga de agua en la tubería” compartió a medios de la localidad.

La situación anterior habría obligado a especialistas a desenchufarla para evitarle más complicaciones.

Hasta el momento no existe alguna postura de parte del Instituto Mexicano del Seguro Social de Ciudad Madero, en donde los especialistas de la salud se encuentran día a día en una incansable lucha en contra del covid-19.

 

Esta nota originalmente se publicó en Vanguardia

 

Compartir

Dejar respuesta