De acuerdo con Reforma, 400 millones de pesos fueron utilizados para pagar por la Sedatu, predios aledaños al Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) a propietarios inexistentes.

Añaden que Emilio Zebadúa, ex Oficial Mayor, declaró a la FGR que varias dependencias se vieron involucradas en una negociación con el Frente Auténtico del Campo y el líder Juan Loreto González para reubicar a los pobladores de los predios Los Tlateles y El Moño, en Chimalhuacán, Estado de México.

Según su testimonio del pasado 19 de octubre, los pagos fueron una simulación.

Se expidieron unos 200 cheques por cantidades que van de los 300 a 400 mil pesos y hasta los 10 millones de pesos, pero los beneficiarios no existían. Zebadúa no aclara en su declaración quién o quiénes se quedaron con ese dinero.

 

Esta nota originalmente se publicó en Vanguardia

 

Compartir

Dejar respuesta