Violencia contra mujeres, la otra pandemia aún invisible

Alfredo Martínez de Aguilar

* La violencia y/o el temor de ser objeto de algún evento de violencia limitan la aportación que pueden hacer las mujeres al desarrollo social y económico y retrasa el logro de importantes objetivos de desarrollo nacional.
*
Para erradicar la violencia política de género el INE obliga a los partidos a negar candidaturas a quienes tengan historial violento contra las mujeres y los candidatos presentarán su declaración 3 de 3 que así lo compruebe.

La creciente y cada vez más brutal violencia multifocal contra las mujeres de todas las edades y condiciones socioeconómicas tiene un alto costo integral en México y Oaxaca al ser entes sociales como toda persona humana. 

Las consecuencias de la violencia de género se dan en el ámbito psicoemocional, social, político y, sobre todo, económico en medio de la devastación de la crisis generada por la pandemia de la COVID-19.

Medir los costos que alcanza la violencia contra las mujeres es una forma de medir su gravedad, su persistencia, su impacto brutal en la sociedad. 

Un peso utilizado en atender la violencia es un peso menos destinado a la inversión productiva, en educación, en investigación científica.

Las mujeres en México diariamente enfrentan la violencia de género de manera multifactorial, a través del acoso, hostigamiento y difusión de contenido sexual en plataformas de internet o en redes sociales. 

A nuestro leal saber y entender, mientras no se aborde como asunto de salud pública y educativa, difícil será encontrar una solución real más allá de las buenas intenciones y deseos.

Debido a la persistencia patriarcal en la estructura y la cultura, las mujeres resisten, generalmente solas, los eventos de violencia en la casa, el trabajo, la escuela y la comunidad.

La violencia y/o el temor de ser objeto de algún evento de violencia limitan la aportación que pueden hacer las mujeres al desarrollo social y económico.

Retrasa el logro de importantes objetivos de desarrollo nacionales e internacionales, entre otros los Objetivos de Desarrollo del Milenio consistentes en erradicar la pobreza y el hambre y mejorar la salud materno-infantil. 

En el nivel social, las normas culturales que respaldan la violencia como medio aceptado para resolver conflictos refuerzan las normas familiares en este sentido

Es de lamentar que muchas veces la violencia contra las niñas y mujeres inicia en el seno mismo del hogar por otras mujeres en su figura y relación parental de abuela o de madre, por malentendido amor a sus hijos varones.

Para frenar y trabajar por abatir la violencia contra las mujeres mucho ayuda, desde luego, contar con leyes adecuadas a la cruel realidad que vivimos en este sentido, sin embargo, no basta aprobar éstas, si no se aplican.

De ahí la trascendencia de apoyar toda iniciativa legislativa que impulse la defensa y protección de las mujeres en su justa lucha contra la violencia de género tan extendida en el país.

En vísperas de la madre de las batallas electorales federales intermedias y locales concurrentes, por primera vez, en las 32 entidades federativas reviste singular importancia crear el Registro Estatal de Agresores Sexuales

La diputada local del Partido Encuentro Social en Querétaro, Elsa Méndez Álvarez, presentó ayer la Iniciativa con el correspondiente proyecto de Decreto a la Quincuagésima Novena Legislatura del Estado de Querétaro.

La Iniciativa de ley pretende reformar el Título Octavo, Capítulo I, Artículo 160, así así como el Artículo 161 Bis al Código Penal para el Estado de Querétaro

La parte medular de la Iniciativa propone: “La autoridad Judicial tendrá a su cargo el Registro Estatal de Agresores Sexuales del Estado de Querétaro y ordenará de manera inmediata que toda persona que sea sentenciada por delitos de carácter sexual sea inscrita en el Registro Estatal de Agresores Sexuales del Estado de Querétaro”.

Se refuerzan así los nuevos lineamientos para erradicar la violencia política de género aprobados por unanimidad a finales de octubre por el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE).

Se obliga a los partidos políticos a negar candidaturas a quienes tengan algún tipo de historial violento contra las mujeres en cualquier ámbito y al registrar a sus candidatos tendrán que presentar su declaración 3 de 3 que así lo compruebe, patrimonial, de intereses y comprobante de pago de impuestos. 

En la Exposición de Motivos, la diputada Elsa Méndez Álvarez destaca que la doctrina y la jurisprudencia, se han tenido que ajustar a la visión que se le ha dado al interés que se busca proteger tras las conductas que se incluyen en los nuevos tipos penales legislados. 

La adopción de medidas concretas de protección en el ejercicio de la actividad sexual ha adquirido mayor importancia en los últimos años, especialmente, tratándose de menores de edad, esto ha llevado a que por vía legislativa, se hayan introducido reformas al Código Penal, a fin de adecuar la normativa punitiva a los valores sociales de la actualidad.

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila

Compartir

Dejar respuesta