Willy López Torres

 

“No pasa nada”, era su lema. Trabajó en Tiempo de Oaxaca desde su fundación, pero hace algunos años dejó de hacerlo a causa del implacable paso del tiempo sobre los humanos. Este jueves nos enteramos de su fallecimiento, tan lamentable. En efecto, la madrugada de este jueves expiró el foto-reportero, José Alberto Carmona Martínez. Tenía 86 años.

Carmonita, como lo conocíamos afectuosamente, cerró sus ojos para siempre, esos ojos con los que captó las imágenes que ya forman parte de la historia.

Estuvo convaleciente, luego una operación quirúrgica que se le complicó por razones de la edad.

La fotografía fue su pasión. Siempre traía la “Minolta” colgada al cuello y una mirada de águila para captar la imagen.

Como fotógrafo, cubrió innumerables hechos políticos, policiacos; culturales, sociales y deportivos que ya son parte del baúl de los recuerdos de este Oaxaca que siempre amó.

Su archivo debe ser tan enorme, como enorme fue el número de amigos que cultivó.

Recorrió diversas redacciones periodísticas en donde abrevó experiencia y conocimientos que transmitía a los nuevos valores, sin egoísmo ni pedantería.

Se le recuerda con vestimenta siempre elegante, alto y voluntarioso para cumplir con las órdenes del día.

“Lo recuerdo como un tipo jovial, muy solidario; siempre tuvo un trato amable con todos”, dice sobre Carmona, el respetable periodista Leandro Hernández Romero.

En estos momentos en que la pandemia pretende doblegarnos y la sana distancia nos aleja, sólo nos resta desearte un buen viaje, Carmonita; eso sí, siempre te recordaremos con un… “no pasa nada”.

 

Compartir

Dejar respuesta