La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) afirmó que, ante la improvisación y los erráticos resultados de la estrategia sanitaria para contener la pandemia del coronavirus, es necesario un golpe de timón, y que los cerca de 100 mil fallecimientos se pudieron evitar.

«Exigimos un cambio de rumbo gubernamental, por el bien de las decenas de miles de vidas de mexicanos que aún se pueden salvar. La salud de los mexicanos no es intrascendente”, aseveró el organismo que dirige Gustavo de Hoyos.

Expuso que tras ocho meses de la epidemia en México, «se aprecia claramente un rotundo fracaso de las acciones seguidas por la Secretaría de Salud, ya que no hay una estrategia general de contención de contagios, ni tampoco de trazabilidad de contactos».

«El panorama luce alarmante y al día de hoy los datos que reporta Salud Federal indican que ya se rebasaron el millón de casos, y más de 100 mil defunciones, superándose así y con creces, el escenario catastrófico de 60 mil personas muertas a causa del covid-19, previsto por el propio gobierno», resaltó.

La Coparmex señaló que el gobierno también ha fallado en dar una respuesta efectiva basada en una comunicación que lejos de ser clara, concisa, consistente y creíble, ha sido confusa. «Desde un principio y en repetidas ocasiones, se ha desestimado de forma irresponsable la gravedad de la amenaza».

«Por ello, en la Coparmex pedimos que la administración federal haga caso al consejo de Tedros Adhanom Ghebreyesus, director de la OMS, de que nunca es tarde para revertir, cualquier escenario, a pesar de lo mal que se hayan hecho las cosas desde el gobierno de México ante el coronavirus», concluyó.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta