El pleno de la Cámara de Diputados aprobó por unanimidad este miércoles la reforma constitucional para reconocer al español y a las lenguas indígenas como lenguas nacionales de México, de las cuales 11 son de la entidad oaxaqueña con sus variantes.

Avalada con 384 votos, la adición al artículo 2 de la Constitución Política establece que las lenguas indígenas forman parte del patrimonio cultural de la nación, por lo que el Estado promoverá su preservación, estudio, difusión, desarrollo y uso.

“El Estado promoverá una política lingüística multilingüe que propicie que las lenguas indígenas alternen igualdad con el español en todos los espacios públicos y privados”, dice el artículo.

La reforma fue turnada al Senado de la República para su análisis y eventual ratificación.

De acuerdo con el dictamen presentado por la Comisión de Puntos Constitucionales en el Palacio de San Lázaro, el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (Inali) cataloga la diversidad lingüística de los pueblos indígenas en México en tres categorías: once familias lingüísticas, 68 lenguas nativas y 364 variantes, de las cuales 50 por ciento están en proceso de desaparecer.

Al fundamentar la reforma constitucional, la legisladora morenista Aleida Alavez subrayó que dar el carácter de oficiales a nuestras lenguas indígenas no es solo retribuir y hacer justicia a las mismas

“Hoy es un día en que el Estado mexicano reivindica a todas las lenguas de los pueblos indígenas que, al igual que el español, conforman las lenguas nacionales, sin subordinación, con igualdad de trato”, remarcó.

La presidenta de la comisión dictaminadora sostuvo que, al elevar las lenguas indígenas al mismo rango que el español, preservamos la cultura de un pueblo, su identidad, sus raíces, incluso su forma de interacción social.

“Las lenguas indígenas no son historia, son presente, son orgullo y parte medular para el progreso nacional”, puntualizó.

De acuerdo con el Catálogo de las Lenguas Indígenas del Instituto Nacional de Lenguas Indígenas, en Oaxaca se hablan once lenguas otomangues: amuzgo, cuicateco, chatino, chinanteco, chocholteco, ixcateco, mazateco, mixteco, popoloca, triqui y zapoteco; además de las lenguas mixe, zoque, huave, náhuatl, y la chontal de Oaxaca. Esto lo constituye como el estado con mayor número de lenguas maternas y uno de los más diversos lingüísticamente, pues por cada lengua se despliegan numerosas variantes dialectales.

Con información de Milenio

 

Compartir

Dejar respuesta