Foto Ilustrativa

Dos presuntos integrantes del Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG) fallecieron en un enfrentamiento a balazos contra los soldados del 17 Batallón de Infantería de la 21 Zona Militar, el cual se registró en una brecha que conecta a la comunidad de El Tequesquite con la cabecera de este municipio de Yurécuaro. Otros criminales se dieron a la fuga al verse superados por los representantes de la ley.

Los fallecidos se accidentaron en la camioneta en la que escapaban al caer de un puente de unos 6 metros de altura; otros agresores sí lograron evadir a los militares.

Trascendió que los uniformados observaron que tres vehículos transitaban por la citada ruta y en ellos iba gente fuertemente armada, la cual comenzó a disparar con armas de fuego de grueso calibre contra los militares.

Los efectivos castrenses repelieron la agresión y hubo una persecución con intercambio de disparos, dos unidades consiguieron perderse, pero una volcó y cayó de un puente de aproximadamente seis metros de altura, dentro de ella fueron localizados los cuerpos sin vida de dos supuestos gatilleros, quienes traían consigo dos rifles de asalto.

Los difuntos están en calidad de desconocidos, precisaron mandos castrenses, que añadieron que se presume que los finados eran presuntos integrantes de una célula delictiva que tiene presencia en esta parte de la entidad.

En dicha acción también fue asegurado otro automotor, uno de la marca KIA con reporte de robo en cuyo interior había un fusil de asalto G3 y dos rifles AR-15, además de 11 cargadores y 205 cartuchos útiles de diferentes calibres.

El armamento y los dos vehículos quedaron a disposición del personal de la Fiscalía General del Estado, mismo que hizo las diligencias sobre el tema y se encargó del levantamiento de los dos cadáveres para enseguida dar vista del caso a la Fiscalía General de la República.Grupo armado que enfrentó a Ejército en Yurécuaro estaba  “grotescamente” armado

Los fallecidos se accidentaron en la camioneta en la que escapaban al caer de un puente de unos 6 metros de altura; otros agresores sí lograron evadir a los militares.

 

Esta nota originalmente se publicó en Vanguardia

 

Compartir

Dejar respuesta