La vacuna candidata contra el Covid-19 desarrollada por la farmacéutica Moderna –cuyos datos provisionales de un ensayo clínico arrojaron que tiene una efectividad de 94.5 por ciento para prevenir la enfermedad—es parte del protocolo Covax, a la cual está suscrito México a fin de tener acceso temprano al biológico.

El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard Casaubón, destacó la relevancia de este avance y aseguró que se trata de “otra gran noticia”.

Este lunes, luego de darse a conocer que la vacuna experimental producida por Moderna cumplió con los criterios del primer análisis intermedio del estudio COVE de la fase III, alcanzando una eficacia de casi 95 por ciento para evitar el Covid, el canciller Ebrard estimó que México podría tener acceso oportuno a ésta una vez que se cumplan con todos los protocolos sanitarios correspondientes.

“Otra gran noticia, Moderna está incluida en el portafolio de Covax, iniciativa de la que México es parte”, escribió el canciller en su cuenta de Twitter.

Es de recordar que el presidente Andrés Manuel López Obrado encomendó a Ebrard Casaubón la estrategia internacional para que México pueda tener acceso a las vacunas que se produzcan en el mundo, de ahí que se hayan hecho las gestiones para ingresar al protocolo Covax.

Al respecto, el vocero de la cancillería, Daniel Millán, informó que “la estrategia internacional de la SRE para cumplir con la instrucción presidencial –de que México cuente con un acceso oportuno a la vacuna y no quedarse atrás— contempla la diversificación. Por ello, se ha negogiado con el mecanismo multilateral Covax y con laboratorios de varios países”.

Covax es una coalición impulsada de la Organización Mundial de la Salud y otras instancias conformada por 172 países para acelerar la búsqueda de un antídoto eficaz para todas las naciones y apoyar la creación de capacidades de fabricación, comprando suministros con antelación, a fin de que 2 mil millones de dosis se puedan distribuir equitativamente a finales de 2021. Hasta ahora tiene en cartera 18 vacunas, nueve de ellas ya candidatas probándose en fase III.

El pasado 10 de octubre, la SRE informó en un comunicado que el gobierno mexicano realizó una transferencia por 159 millones 876 mil 920dólares a la alianza GAVI y presentó los documentos de garantía de riesgo por 20 millones 629 mil 280 dólares, como parte de los compromisos adquiridos en el contrato de participación del mecanismo Covax Facility.

El acuerdo alcanzado con el mecanismo Covax garantiza a México la adquisición de las dosis suficientes para inmunizar hasta a 20 por ciento de su población, esto es, que en un régimen de dos dosis por paciente, representan 51 millones 573 mil 200 habitantes.

Por otro lado, la cancillería informó en un comunicado que hoy mismo, en Quintana Roo, iniciaron los ensayos de la fase III en voluntarios de la vacuna desarrollada por la empresa china CanSino Biologics, cuya candidata se podría convertir eventualmente en una vacuna contra el Covid-19 a nivel internacional. En el país los ensayos de ésta ya se aplican en Guerrero, Oaxaca y Ciudad de México.

La subsecretaria para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la SRE, Martha Delgado; y el gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, anunciaron el inicio del protocolo de pruebas de la vacuna candidata china en esa entidad.

En ese marco se recordó que este ensayo cumple con un riguroso y robusto protocolo de seguridad para poderse llevar a cabo a nivel internacional en su fase III.

Además se aseguró que la empresa privada encargada del estudio cuenta con la aprobación de Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios y de la Secretaría de Salud federal, “lo que brinda seguridad a los voluntarios mexicanos que han decidido participar”.

Aunado a ello, se mencionó que México es parte de este esfuerzo junto con seis países más: China, Pakistán, Arabia Saudita, Rusia, Chile y Argentina.

 

Esta nota originalmente se publicó en La Jornada

 

 

Compartir

Dejar respuesta