Afortunadamente, todavía estamos lejos de los escenarios de Star Wars, pero como decía un viejo adagio: si quieres la paz, prepárate para la guerra. Entonces sucede que la recién nacida Fuerza Espacial ha creado una nueva unidad especializada en «Guerra Orbital», guerra orbital.

La nueva unidad, explican Military.com y Futurism, se encarga de probar y evaluar nuevas funciones para el vehículo experimental X-37B : una nave espacial capaz de operar sin personal humano a bordo, y por tanto realizar operaciones de vuelo y aterrizaje en perfecta autonomía.

Es un proyecto de Boeing, realizado en conjunto con DARPA, una agencia que diseña nuevas armas y tecnologías para el Pentágono, y la NASA.

El Boeing X-37B fue anteriormente un proyecto confiado al control directo de la Fuerza Aérea, la aviación militar de estrellas y rayas. En el pasado, Futurism también explica, algunas fuentes habían afirmado que el vehículo ya había completado algunos vuelos de prueba con equipos y armas de grado militar.

El primer prototipo del X-37B que conocemos, el OTV-1, realizó su primer vuelo en 2010. Hoy, el X-37B usa el cohete SpaceX ‘Falcon 9’. Sin embargo, vale la pena enfatizar que el vehículo experimental no fue diseñado necesariamente para fines militares únicamente, tanto que la NASA también había considerado la posibilidad de diseñar una versión más grande para el transporte de astronautas a la Estación Espacial Internacional.

 

Esta nota originalmente se publicó en Vanguardia

 

Compartir

Dejar respuesta