Después de conseguir su noveno podio en la Fórmula 1, Sergio Pérez admitió que la carrera fue complicada, en especial ante el desgaste que sufría con sus neumáticos en la parte final del Gran Premio de Turquía donde sus neumáticos intermedios eran más similares a neumáticos de seco.

La apuesta de solo realizar una parada de pits pudo haber costado caro, pero a diferencia de Imola donde su equipo Racing Point erró en la lectura de la carrera y la estrategia, ahora confiaron en el manejo del mexicano quien se defendió en los metros finales de los ataques de Charles Leclerc y Sebastian Vettel, ambos pilotos de Ferrari.

“Le dije a mi equipo por radio que una vuelta más con esas gomas y habrían estallado. Teníamos vibraciones al final y eso era muy malo, pero creo que fue un elemento para esta carrera”, dijo el mexicano en la zona de medios.

“Tuve que cuidarlos desde el principio hasta el final en que la pista se estaba secando”.

​“El equipo hizo un trabajo fantástico en términos de estrategia leyendo la carrera”.

Pérez llegó a liderar la prueba de forma momentánea cuando su compañero Lance Stroll realizó una segunda parada en pits. A partir de ese momento su trabajo fue resistir con las gomas desgastadas ante un Lewis Hamilton que estaba en las mismas condiciones, pero con mayor velocidad. El británico lo alcanzó para quitarle la punta en el último tercio de competencia.

“Creo que Lewis hoy era extremadamente fuerte, pero logramos un buen resultado”.

Para el originario de Jalisco este resultado significa un punto alto antes de poner final a la relación con Racing Point. Pérez no continuará con la escuadra luego de que la directiva encabezada por Lawrence Stroll decidiera romper el contrato con el mexicano para darle su lugar a Sebastian Vettel, quien dejará Ferrari.

“Cada fin de semana quieres entregar todo porque eres tan bueno como tu última carrera, así que era importante concluir bien. El resto no está en mis manos”.

Con el podio, Sergio Pérez es cuarto del campeonato de pilotos, solo por detrás de Lewis Hamilton y Valtteri Bottas, ambos pilotos de Mercedes, así como de Max Verstappen (Red Bull).

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta