Una fuga de químicos tóxicos provocó la muerte de al menos 5 empleados de la planta de tratamiento de aguas residuales de Sapal, ubicada en Industrial Santa Crocce, cerca de la salida a San Francisco del Rincón.

La emergencia química ocurrió cerca de las 9:30 de la noche del viernes, al interior de la Planta Tratadora de Aguas Residuales del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de León ubicada en la colonia Arroyo Hondo.

Trascendió que la sustancia a la que fueron expuestos los empleados es hipoclorito, químico utilizado para desinfectar las aguas negras. La planta de Santa Crocce es receptora, principalmente, de residuos de la industria curtidora.

Cerca de la media noche, la paramunicipal comunicó que fueron cinco los empleados fallecidos a través de un boletín de media cuartilla:

«El Sistema de Alcantarillado y Agua Potable de León (Sapal) lamenta profundamente los hechos sucedidos esta noche, que derivaron en la muerte de cinco de nuestros colaboradores en el Módulo de Desbaste de la Planta de Tratamiento Municipal.» indicó.

«Sapal siempre ha contado con medidas y protocolos de seguridad estrictos y desde el primer momento, enfocamos todo nuestro esfuerzo para el esclarecimiento de lo ocurrido.»

«Tomaremos todas las acciones pertinentes para que tragedias como esta no vuelvan a ocurrir» puntualizó.

Hasta la noche de este viernes familiares de los empleados de Sapal se encontraban al exterior de la planta para conocer detalles de las víctimas, sin embargo, personal de seguridad mantenía reservada la identidad de los fallecidos.

 

Esta nota originalmente se publicó en El Heraldo de México

 

Compartir

Dejar respuesta