SAN LUIS POTOSÍ.

El técnico del Atlético de San Luis, Guillermo Vázquez, admitió que su equipo entró poco comprometido para el duelo ante Mazatlán y tras la goleada de 0-5, reveló lo que les dijo a sus jugadores en el descanso.

“Es que hay pocas palabras para mencionarlo, habíamos tenido malos días, pero este día sí fue muy malo, la verdad el equipo entró totalmente tibio, poco comprometido. La verdad no ofrecimos ninguna resistencia al rival, todo lo que se venía haciendo lo dejamos de hacer al medio tiempo y ellos aprovecharon todas las facilidades que dimos, fuimos una presa muy fácil. En el medio tiempo sí les dije que no se valía, que era una vergüenza muy grande, así no se puede representar a este equipo ni a ninguno profesional y si hubiera podido hubiera hecho 11 cambios, fue muy desagradable este juego, después intentaron hacer algo, pero ya era muy complicado”, mencionó.

El timonel de los potosinos se limitó a decir que había sido una noche muy difícil y que su futuro lo decidirán los directivos.

«De mí, qué va pasar no sé. He tratado de hacer lo mejor que he podido y la verdad los resultados no son los que hemos planeado y estoy en manos de lo que diga la directiva y a esperar qué pasa, buenas noches”, puntualizó el estratega y abandonó la sala de prensa.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excelsior

 

Compartir

Dejar respuesta