Con el motivo de simplificar el traspaso de las cuentas de la Administradora de Fondos para el Retiro (Afore), el vocal ejecutivo de Pensionissste, Iván Pliego Moreno, informó la posibilidad de realizar el procedimiento mediante aplicaciones móviles, desarrolladas por el Centro de Atención Telefónica de Traspasos de la Consar, el portal e-SAR.

“No es necesario acudir a una sucursal ante la actual emergencia sanitaria, detalló.

En México existen más de 67 millones de Cuentas Individuales, de acuerdo con la Consar. Por ello, dijo, es importante considerar la comisión, el rendimiento, la calidad de servicio y los beneficios adicionales al momento de cambiar de administradora.

La Afore Pensionissste, aseveró, mantiene la comisión más baja del mercado, con 0.79 por ciento, y es la única con reparto de utilidades para sus cuentahabientes.

“De ahí que Pensionissste representa ventajas ante los desafíos en materia de pensiones”, afirmó.

“Esos aspectos son clave para hacer crecer los ahorros, sobre todo al tener una amplia variedad de opciones en el sector de las Afore, y asegurar un retiro digno”, enfatizó.

Dijo que la Consar puso en operación el Folio de Conocimiento de Traspaso (FCT) desde finales de enero pasado, con la intención de facilitar ese trámite, y éste protege la autenticidad de la identidad de los trabajadores y proporciona mayor información para tomar mejores decisiones al respecto.

“La solicitud de traspaso es personal, libre y sin costo”, enfatizó Pliego Moreno.

Por otra parte, el titular de la Afore pública comentó que para hacer el registro se debe visitar el Centro de Atención al Público más cercano o realizar una presolicitud a través del portal electrónico www.e-sar.com.mx y esperar un plazo no mayor a seis días para ser contactado e iniciar las gestiones.

Para continuar con el proceso y la conformación del Expediente de Identificación electrónica, indicó, el trabajador deberá contar con sus datos personales ––CURP, RFC y Número de Seguridad Social––, identificación oficial, comprobante de domicilio, una fotografía digital, firma biométrica y firma manuscrita digital.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta