La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) se manifestó contra una reforma que prohíba la subcontratación laboral, conocida como outsourcing,  ya que afirmó que se perderían una cantidad importante de empleos legítimos que impulsan la recuperación económica.

Señaló estar en desacuerdo con cualquier expresión de actividades ilegales escudadas en la figura de subcontratación laboral, mismas que han venido lucrando indebidamente y defraudando al erario, generando competencia desleal.

«Pensar en una prohibición de la subcontratación laboral, conocida como outsourcing, será una grave afectación más al deteriorado panorama, con la que se perderían una cantidad muy importante de empleos legítimos que impulsan la recuperación económica», indicó.

Expuso que apoyan cualquier esfuerzo para acabar con las actividades fraudulentas, «pero sin perder de vista que existe una muy importante actividad económica y de generación de empleo formal y digno que se genera por medio de la subcontratación laboral».

«Si la subcontratación laboral es empleada de forma correcta conforme a las leyes pagando las obligaciones sociales de los trabajadores, esta figura apoya también al fomento del empleo, a la economía formal y a la inversión», concluyó en un comunicado.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta