Las fracciones del bloque opositor en la Cámara de Diputados (PAN, PRI, MC y PRD) reventaron esta noche el quórum de la sesión ordinaria en que se votaba la reforma a la Ley General de Salud para disponer de 33 mil millones de pesos del Fondo de Salud para el Bienestar.

Tras protestar en tribuna y fijar sus posicionamientos contra el dictamen, panistas, priistas, emecistas y perredistas se abstuvieron de registrar sus votos en el sistema electrónico y al final solo se emitieron 227 a favor, tres en contra y dos abstenciones, para un total de 232.

Morena y sus aliados se quedaron así a 19 de completar el quórum de al menos 251 diputados.

La presidenta de la Mesa Directiva, Dulce María Sauri, declaró un receso de 15 minutos para verificar asistencia, pero al término de ese plazo solo hubo 239 diputados presentes, por lo que se levantó la sesión y se citó a reiniciar mañana a las 11 horas.

Previamente y a pesar de la toma de tribuna por parte de una decena de legisladores del PAN y PRD , la mayoría parlamentaria dispensó todos los trámites para discutir el dictamen.

El proyecto de reformas a la Ley General de Salud prevé disponer de 33 mil millones de pesos del Fondo de Salud para el Bienestar, antes denominado Fondo de Protección para Gastos Catastróficos, con el argumento de reasignar esos recursos a la compra de vacunas contra covid-19.

La iniciativa morenista señala que año con año ingresan a dicho fondo más recursos de lo que en realidad gasta en la atención de pacientes con enfermedades catastróficas, por lo que plantea destinar el remanente a fortalecer acciones en materia de salud a través del reintegro de recursos a la Tesorería de la Federación.

“No desaparece el fondo, pero se permite al sistema de salud evitar el efecto acumulativo que hoy impide la aplicación de miles de millones de pesos a la atención del problema de salud pública más grave en más de cien años”, subraya el dictamen.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta