La consulta para investigar a actores políticos costará mil 499 millones de pesos, por lo que la Junta General Ejecutiva del Instituto Nacional Electoral aprobó someterlo a votación del Consejo General este miércoles para solicitarlo como presupuesto adicional a la Cámara de Diputados.

El consejero presidente Lorenzo Córdova recordó que los gastos implicados a esta consulta no fueron contemplados en el presupuesto que enviaron al legislativo, por lo que deberán solicitarlos de manera adicional.

En total, estimaron mil 499 millones 392 mil 669 pesos aclarando que se trata de una “cifra mucho menos a los ocho mil millones de pesos que cuesta llevar a cabo un proceso electoral de principio a fin”, y se trata de un presupuesto el cual se dividirá entre las direcciones Ejecutiva de Organización Electoral, de Capacitación Electoral y Educación Cívica, del Registro Federal de Electores y la Unidad Técnica de Servicios de Informática que estarán directamente involucradas en el proceso.

Córdova sostuvo que el INE “cumplirá con el mandato de organizar este primer ejercicio de consulta popular, apegándose a los principios constitucionales de legalidad, certeza, imparcialidad, objetividad, independencia y máxima publicidad, además de que será vigilante de que todos los actores políticos cumplan con las reglas electorales”.

Los integrantes de la Junta coincidieron en que es un ejercicio a realizarse con los parámetros técnicos y profesionales, así como con los estándares de calidad con que el INE lleva a cabo cada uno de los procesos electorales.

Y expusieron cinco medidas de ahorro generados para que la consulta implique el menor costo posible:

1.- Instalación de 104 mil 667 casillas (recibiendo en cada una hasta mil 500 electores); en lugar de las 164 mil 550 casillas que se instalarán en la Jornada Electoral del 6 de junio.

2.- Integrar las Mesas Directivas de Casilla con un número menor de personas; esto es, tres en lugar de seis funcionarios de casilla.

3.- Recurrir a los ciudadanos ya capacitados para la Jornada Electoral del 6 de junio, lo que permitirá generar ahorros al no tener que llevar a cabo una nueva insaculación ni una capacitación integral, como si fuera un nuevo proceso electoral.

4.- Reutilizar los cuadernillos impresos con la Lista Nominal de Electores utilizados el 6 de junio, imprimiendo sólo las adendas de aquellos ciudadanos que cumplan 18 años entre el 7 de junio y el 1 de agosto de 2021.

5.- Se está proponiendo también realizar los cómputos distritales conforme vayan llegando los paquetes electorales, disminuyendo así en dos días los trabajos del Instituto y la contratación de personal, además de que no será necesario la realización de un programa de resultados preliminares.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta