La Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca (SSPO) ha confirmado el cierre definitivo del penal de Santa María Ixcotel “debido a daños estructurales” y la reubicación de 906 internos a diversos penales de la entidad, en su mayoría al Centro de Reinserción Social Varonil de Tanivet, Tlacolula, realizado la madrugada de este lunes.

En un comunicado, la dependencia ha informado que a través de la Subsecretaría de Prevención y Reinserción Social y, en coordinación con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la Guardia Nacional (GN), se ha realizado el cierre definitivo del Centro Penitenciario de Santa María, Ixcotel.

Por tal motivo, fueron trasladas 906 Personas Privadas de Libertad (PPL); es decir, 806 al Centro Penitenciario ubicado en San Francisco, Tanivet; 50 PPL al de Miahuatlán de Porfirio Díaz y 50 PPL al Centro Penitenciario de la Villa de Etla.

Lo anterior, en atención a los dictámenes de protección civil, derivados de los daños estructurales que el inmueble ubicado en Santa María, Ixcotel presenta; y con el objetivo de garantizar las condiciones de seguridad y salubridad necesarias; así como, para lograr una efectiva reinserción social.

Cabe resaltar que, dicho traslado fue realizado en apego al procedimiento penal, en estricto respeto a los Derechos Humanos y sin incidencia alguna, en un ambiente de orden y paz, señala el comunicado oficial.

El penal de Ixcotel atesora recuerdos trágicos en donde estuvieron cautivos culpables e inocentes. El inmueble fue escenario de fugas como el que protagonizó el narcotraficante Pedro Díaz Parada o crueles motines con saldos funestos, además de enfrentamientos entre reclusos por el control del “recinto”.

Por ejemplo, al amanecer del caluroso 17 de marzo de 1997, un sangriento enfrentamiento ocurrió en el penal de Santa María Ixcotel entre internos que se disputaban su control; en cuestión de minutos las instalaciones se convirtieron en un infierno con un saldo de siete reclusos muertos y 60 lesionados. A partir de esa ocasión, ese espacio penitenciario fue considerado como uno de los más inseguros y peligrosos del país.

Ahí se encontraba cautivo el exsecretario de Salud, Germán Tenorio Vasconcelos acusado de desvío de recursos cuando era funcionario público.

 

TDG/WLT
Compartir

Dejar respuesta