Adiós al penal de Santa María Ixcotel. El inmueble que fue escenario de crueles enfrentamientos entre internos con saldos de decenas de muertos, así como de fugas espectaculares queda en la historia.

La madrugada de este lunes, fuerzas policiales estatales apoyados por la Guardia Nacional y hasta por bomberos iniciaron el traslado de los reclusos, que hasta el inicio de este mes eran 928 personas privadas de su libertad, al penal de mediana de seguridad de Tanivet, Tlacolula.

Sin que haya información oficial de por medio, el operativo sorpresivo se realizó con éxito y ahora los internos entre los cuales se encuentra el extitular de la Secretaría de Salud de Oaxaca, Germán Tenorio Vasconcelos, ya son “huéspedes” del penal federal de Tanivet.

El penal de Ixcotel atesora recuerdos trágicos en donde estuvieron cautivos culpables e inocentes. El inmueble fue escenario de fugas como el que protagonizó el narcotraficante Pedro Díaz Parada o crueles motines con saldos funestos, además de enfrentamientos entre reclusos por el control del “recinto”.

Por ejemplo, al amanecer del caluroso 17 de marzo de 1997, un sangriento enfrentamiento ocurrió en el penal de Santa María Ixcotel entre internos que se disputaban su control; en cuestión de minutos las instalaciones se convirtieron en un infierno con un saldo de siete reclusos muertos y 60 lesionados. A partir de esa ocasión, ese espacio penitenciario fue considerado como uno de los más inseguros y peligrosos del país.

 

TDG/WLT
Compartir

Dejar respuesta