Oficialmente entró en vigor la ley que prohíbe en la entidad, la distribución o uso de botellas desechables de plástico y los envases y embalajes desechables de unicel, así lo informó el Presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Congreso Local, Horacio Sosa Villavicencio.

El legislador señaló que a partir de esta fecha, toca a la Secretaría del Medio Ambiente, Energías y  Desarrollo Sustentable (Semaedeso) atender, ordenar, vigilar la ejecución de dicha disposición jurídica y en su caso sancionar a quienes no cumplan con lo establecido en Ley para la Gestión Integral de los Residuos Sólidos.

Añadió que, según la nueva redacción de la ley, las multas a quien incumpla estas disposiciones van de diez a 50 mil salarios mínimos, la suspensión o revocación de concesiones o autorizaciones, decomisos, clausura temporal o definitiva o incluso el arresto para quienes por parte de las empresas que utilizan este tipo de materiales para distribuir sus productos.

Sosa Villavicencio reconoció la voluntad de algunos empresarios quienes. con la firme convicción de cuidar el medio ambiente, se sumaron para hacer de dicha reforma una realidad, emprendiendo acciones de concientización en la ciudadanía.

Fue puntual al indicar que el Congreso Local, no está en contra de los empresarios o del libre comercio, sino a favor del medio ambiente. Mencionó que lo único que se pide a las grandes empresas es que los productos que expenden sean amigables y no contribuyan a la degradación de la naturaleza.

TDG/WLT

Compartir

Dejar respuesta