Desde hace al menos dos años, las autoridades comunitarias del pueblo de Santa Catarina Lachatao, ubicado en la zona norte de Oaxaca, han sido víctimas de actos de intimidación por parte de antiguos funcionarios que quieren impedir que el nuevo gobierno, reconocido por los habitantes en 2018, asuma el pleno control de sus funciones.

En entrevista con La Jornada, los pobladores que han recibido las amenazas señalaron que, pese a haber sido reconocidos por los organismos electorales del estado como legítimas autoridades, el gobierno anterior ha obstaculizado sus labores y trata de atemorizarlos, para seguir controlando los recursos económicos y naturales de la zona, entre ellos minas y bosques.

El presidente comunitario, Telésforo Ramírez; el síndico comunitario, José Guadalupe Santiago; la regidora de obras, Mayra Hernández; la regidora de educación y salud, Sonia Ramírez; el representante comunal, Juan Santiago, y el mayor de vara (cargo equivalente a policía) Juan Eder Santiago, explicaron que el pasado martes los integrantes del gobierno anterior trataron de detener al síndico y a su esposa, en lo que ellos temen que fuera un intento de desaparecerlos.

Además de lo anterior, rodearon su casa hasta altas horas de la madrugada, y aunque finalmente la presencia de la Guardia Nacional les permitió salir de su domicilio, los agresores “se pusieron al tú por tú” con los uniformados, al parecer porque también tenían armas para enfrentárseles.

Todo ello, dijeron los afectados, forma parte de una serie de actos amenazantes, como seguirlos y tomarles fotos y video, además de hostigar a las regidoras, desaparecer expedientes y realizar actos de boicot al equipo de cómputo y a los vehículos del nuevo gobierno.

Aunque el Instituto Estatal Electoral reconoció oficialmente en noviembre de 2019 la legitimidad de las autoridades comunitarias de Lachatao, electas en asamblea un año antes y que desempeñan un cargo voluntario sin sueldo, los funcionarios de las administraciones anteriores siguen haciendo trámites en nombre del pueblo ante el gobierno de la entidad y acaparando los recursos económicos.

“Jurídicamente ellos ya no tienen razón de ser, y ahora nosotros queremos la administración completa, porque ya está reconocida legalmente y ya ganamos un amparo” para ello, indicaron.

Por todo lo anterior, las autoridades comunitarias llamaron al gobierno estatal a investigar los actos de intimidación de los que han sido víctimas y anunciaron que le solicitarán al Mecanismo de Protección de Defensores de Derechos Humanos y Periodistas que haga una valoración del riesgo para las personas amenazadas.

El caso de Lachatao ha llamado la atención de organizaciones de derechos humanos como Amnistía Internacional (AI), cuya directora ejecutiva en México, Tania Reneaum, le dirigió una carta este jueves al titular de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, José Bernardo Rodríguez Alamilla.

En la misiva, la especialista le expresa su “más alta preocupación por la situación de riesgo que enfrenta la comunidad de Santa Catarina Lachatao”, cuyos habitantes “protegen los bosques y la conservación de los ecosistemas frente al extractivismo minero y maderero que se da en la zona”.

Luego de resaltar que AI tiene información de que “el pasado 11 de octubre de 2020 ocurrió un incidente en donde miembros de la autoridad comunitaria fueron agredidos físicamente y amedrentados”, Reneaum le solicitó al ombudsperson oaxaqueño “que gire instrucciones a efecto de que con carácter de urgencia se trámite de oficio la queja solicitada por el pueblo de Santa Catarina” ante las instituciones judiciales del estado.

https://www.jornada.com.mx/ultimas/estados/2020/10/23/revelan-actos-de-intimidacion-contra-autoridades-comunitarias-de-santa-catarina-lachatao-9047.html

 

Compartir

Dejar respuesta