El gobernador Alejandro Murat Hinojosa, sostuvo que Oaxaca transitará al semáforo amarillo a partir de la próxima semana, sin embargo, indicó que va a analizar el permanecer en semáforo naranja ante el número de casos de Covid-19 que se están registrando y para exhortar a la población a mantener las medidas preventivas.

De la misma forma, sostuvo que se tiene disponibilidad de camas en los hospitales oaxaqueños, “las autoridades municipales también deben tomar en cuenta el decreto federal que podría retirarlos de su cargo si no siguen las medidas para la mitigación de la enfermedad, pero en Oaxaca muchos siguen las medidas adecuadas”.

Afirmó que ya se tienen las caravanas de salud que llevan a cabo asistencia en localidades, ahí también se localizan brotes y se aplican pruebas rápidas, para lograr una mayor eficiencia en la atención de la pandemia.

Tras reconocer la labor de los médicos durante la pandemia de Covid-19 que afecta a Oaxaca, indicó que se están tomando decisiones científicas y médicas, con prevención para poder orientar a la población par que la gente no termine en los hospitales.

Destacó que se está tres puntos abajo del índice de letalidad que a nivel nacional es del 10 por ciento, mientras que en la entidad es del siete por ciento, y por ello se hacen todas las acciones que se requieren para que cuenten con los equipos necesarios.

“Lo más importante es que hagamos conciencia, y reconozco que muchas autoridades municipales han incrementando las medidas de mitigación, lo cual van a seguir realizando si Oaxaca se mantiene en semáforo naranja”, destacó Murat Hinojosa.

Se respetan las facultades de los municipios para aplicar las medidas correspondientes en la búsqueda de mitigar los contagios, siempre con respeto a los derechos de las personas, dijo.

Además, tienen el apoyo de las caravanas Te quiero con salud que van a las localidades, colonias y barrios con el indicador de brotes de Covid que son geolocalizados, en donde se aplican pruebas rápidas.

Estas zonas en mayor medida son la ciudad de Oaxaca, los municipios conurbados, en el Istmo, así como en el algunas poblaciones de la Mixteca, en donde se aplican todos los procedimientos correspondientes para lograr revertir los efectos de esta enfermedad.

En tanto, destacó que con la entrega del Hospital de la Mujer y Niño Oaxaqueño al ISSSTE, va a subsanarse la deuda de más de mil millones de pesos, además de estarse gestionando ante Hacienda otros recursos que se tienen pendientes de cubrir.

 

Compartir

Dejar respuesta