El gobernador Alejandro Murat Hinojosa, sostuvo este viernes que Oaxaca transitará al semáforo amarillo, a partir de la próxima semana; sin embargo, indicó que se analiza permanecer en semáforo naranja ante el elevado número de casos de Covid-19 que se están registrando, y para exhortar a la población a mantener las medidas preventivas dictadas por los Servicios de Salud.

Luego de señalar que se tiene disponibilidad de camas en los hospitales oaxaqueños para atender enfermos de coronavirus, el mandatario estatal dijo que “las autoridades municipales también deben tomar en cuenta el decreto federal que podría retirarlos de su cargo si no siguen las medidas para la mitigación de la enfermedad, pero en Oaxaca muchos siguen las medidas adecuadas”, señaló.

Afirmó que ya se tienen las caravanas de salud que recorren las localidades oaxaqueñas; ahí también se localizan brotes y se aplican pruebas rápidas para lograr una mayor eficiencia en la atención de la pandemia, refirió.

En tanto, destacó que con la entrega del Hospital de la Mujer y Niño Oaxaqueño al ISSSTE, va a subsanarse la deuda de más de mil millones de pesos, además de estarse gestionando ante Hacienda otros recursos que se tienen pendientes de cubrir.

 

TDG/WLT
Compartir

Dejar respuesta