El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, presentó la actualización de las curvas epidémicas en el mundo, pero en énfasis dentro de Asia y Oceanía, donde el control de la pandemia ha sido mucho más exitoso que en América y Europa, siendo éste último quien está ya enfrentando una segunda ola del covid-19.

Reiteró que existieron otros factores para el control de la pandemia de covid-19 en la región, como cuestiones psicosociales y de decisiones públicas. Sin embargo, aclaró, que sus realidades son completamente diferentes a las que existen en Europa o América.

«Las razones son varias, algunos permanecen en incógnita, pero existen algunos elementos que tienen que ver con la organización social, la disciplina y el comportamiento social, como conservar medidas de higiene básica, el lavado de manos y el uso de cubrebocas en la cultura asiática. No todos los países tienen ese comportamiento, de debemos asumir que este tipo de elementos juegan un papel directo en el control de la pandemia».

China fue el país epicentro de la pandemia de covid-19. (AFP)

China y Corea del Sur, una primera ola que sólo duró dos meses

En las últimas semanas China ha logrado un control casi absoluto de la pandemia de covid-19, pese a ser el primer país que reportó el brote en Wuhan. El subsecretario afirmó que mantuvo algunas pláticas con el embajador de China en México, Zhu Qingqiao, sobre sus acciones para el manejo del SARS-CoV-2.

«(Ellos) tuvieron un modelo de contención extremo, y fuer una decisión que tomó el gobierno chino, que les permitió la disminución de la transmisión de manera acelerada. Es de considerar que la realidad socioeconómica y de abastecimiento. Además, la realidad demográfica y política determinó la maniobra de su intervención. En el contexto de China les fue posible este modelo», dijo Hugo López-Gatell.

Curva epidémica del covid-19 en China. (Especial)

En China, durante las primera semanas del covid-19 a finales de diciembre de 2019 y principios de enero se decretó un confinamiento absoluto en la provincia de Hubei, donde provino el brote, en que se limitó la circulación en diversas regiones. Durante los meses siguientes sólo registró conglomerados de casos, uno en la capital Beijing y otro recientemente en Qingdao.

El control de la población en China es más manejable debido a las decisiones impuestas desde Beijing; sin embargo, algunas organizaciones y medios de comunicación han criticado la poca transparencia sobre el manejo de la pandemia y la limitación en la libertad de prensa y de expresión.

Confusionismo, una posible respuesta
Las ideas del pensador chino Confucio (551 a.C. – 479 a.C.), que se extendieron por toda la región durante dos milenios, tiene como uno de sus principales ejes para el orden social el obedecer a las autoridades (ya sean gobernantes o incluso familiares mayores), donde el colectivismo se apremia más que el individualismo.
Es decir, que la sociedad asiática en su conjunto tienen a castigar a quien no acate las reglas. Un ejemplo fue en Vietnam donde se exhibía públicamente en redes sociales a la gente que no hacía caso a los órdenes del gobierno comunista. Esto a comparación de los europeos, que generalmente se fomenta una idea individual para el progreso social y se enfrentan constantemente contra las autoridades ante una imposición de ideas.

López-Gatell explicó que el brote en Wuhan sólo duró entre seis y siete semanas, afirmando que el 95 por ciento de los contagios en el país más poblado del planeta se registraron en la ciudad. Dijo que es más correcto comparar la curva epidémica de la provincia de Hubei, con una población de casi 59 millones de personas, con cualquier país del mundo.

Curva epidémica del covid-19 en Corea del Sur. (Especial)

En el caso de Corea del Sur, que tuvo su primera ola de contagios en enero y febrero, ligados a la Iglesia de Jesús de Shincheonji en Daegu, en que su líder ya está encarcelado, se implementaron el testeo masivo a la población, geolocalización de casos y se limitaron algunas actividades masivas.

Sin embargo, en ningún momento se detuvo la actividad comercial en el país, con lo que superaron el primer brote en seis semanas. En agosto, se vendría un segundo rebrote de casos derivado de una protesta antigubernamental impulsada nuevamente por un líder religioso. Semanas más tarde se logró controlar el rebrote.

Corea del sur ha sido reconocido mundialmente por el manejo de la pandemia, incluso desarrolló los testeos por automóvil. (AP)

Japón, Singapur y Australia, los que aprendieron a convivir con el virus

En el caso de Japón, quien aún tiene la encomienda de realizar los Juegos Olímpicos de Tokio el próximo año, tuvo dos olas epidémicas que no explotaron drásticamente como en Europa si se compara con tasa por millón de habitantes.

Curva epidémica del covid-19 en Japón. (Especial)

El primer brote de covid-19, que pudo haber comenzado con el crucero que estuvo varado en Yokohama a principios de año, tuvo una duración de casi tres meses. Sin embargo, la sociedad japonesa ya tenía comportamientos de higiene establecidos mucho años que la actual pandemia.

El uso de cubrebocas en la población está generalizado cuando una persona está enferma, ya que es una obligación con la sociedad, la higiene en el ingreso a sus hogares y el poco contacto físico debido a su sociabilidad.

¿El catolicismo tiene que ver con el covid-19?

Podría ser que los países de Europa y América, que crecieron principalmente bajo el cristianismo católico romano, se inculca completamente el vínculo social y familiar, donde la colectividad está más representada en el festejo. Un ejemplo son las fiestas patronales, donde se concentran las multitudes para venerar a un santo o una vírgen y los eventos sociales derivados de las bodas, bautizos y cumpleaños.

Durante su segunda ola de contagios, donde hubo 2.5 veces más casos, se logró controlar hasta llegar en una meseta hasta septiembre. Esto derivado principalmente a las costumbre sociales y algunas imposiciones decretadas por el gobierno, tanto local como nacional.

Curva epidémica del covid-19 en Australia. (Especial)

En tanto, en Australia se logró un manejo de la pandemia debido al tamaño poblacional de 25.6 millones de habitantes, poco más que toda la población de la zona metropolitana de la Ciudad de México. Aunque se tuvieron periodos más cortos de control de la pandemia, el aumento de casos se dio principalmente en urbes como Melborune, Brisbane y Sídney.

Curva epidémica del covid-19 en Singapur. (Especial)

Mientras que en Singapur, por la experiencia adquirida por el SARS de 2003, sus protocolos ya estaba más que establecidos durante la pandemia de covid-19. Aunque tuvieron una curva más larga, sin un control total de la pandemia, la ciudad-país de 6.1 millones de habitantes no generó un aumento drástico de casos en su segunda ola.

Australia había sido uno de los países que mejor controlaron la pandemia de covid-19. (Reuters / Archivo)

¿Cómo está la región de Asia en general?

A comparación de Europa y América, siendo el primero con dos olas de la pandemia muy bien definidas, en Asia se ha dado una menor intensidad de transmisión de la pandemia. Sin embargo, la clave de su éxito no ha sido principalmente por el desarrollo masivo de pruebas.

Curva epidémica del covid-19 en Asia y Pacífico. (Especial)

López-Gatell aseguró que se tiene una curva multimodal sin variaciones drásticas de ascenso y descenso de la pandemia. La región que tuvo el inicio temprano de la pandemia, ha mantenido un desarrollo de la pandemia sin grandes cambios durante la primavera y el verano.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta