El ensayo clínico de vacuna contra el covid-19 desarrollada por la farmacéutica AstraZenenca y la Universidad de Oxford se reanudó este viernes en Estados Unidos.

«La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) autorizó hoy (viernes) el reinicio en Estados Unidos, luego de la reanudación de los ensayos en otros países en las últimas semanas», dijo AstraZeneca en un comunicado.

El ensayo de AstraZeneca se detuvo el 6 de septiembre en Estados Unidos después de un informe de una enfermedad neurológica grave, que se cree que es mielitis transversa, en un participante en el ensayo de la compañía en el Reino Unido.

AstraZeneca dijo que los resultados del ensayo se esperan este año, aunque esto dependerá del ritmo del brote donde se esté probando la vacuna. En Estados Unidos, las autoridades reguladoras guardaron silencio sobre las razones de la suspensión extendida.

«La reanudación de los ensayos clínicos en todo el mundo es una excelente noticia», dijo el director ejecutivo de AstraZeneca, Pascal Soriot, en un comunicado.

Muchos países confían en esta vacuna. AstraZeneca ha prevendido cientos de millones de dosis en varios continentes y ha firmado alianzas con otros productores para producir las dosis locamente, entre ellos Argentina y México. La demanda esperada asciende a miles de millones de dosis.

El proyecto de AstraZeneca y Oxford, uno de los más avanzados del mundo, está entre los diez que se probarán en decenas de miles de voluntarios en el llamado ensayo de fase 3, junto con proyectos estadounidenses, chinos y rusos.

En Estados Unidos, las dos vacunas que esperan obtener luz verde de la FDA son las de Pfizer y Moderna. Las dos empresas estadounidenses prevén solicitar una autorización en la segunda quincena de noviembre. La FDA no dijo cuándo se pronunciaría.

En tanto, Johnson & Johnson dijo que se prepara para reanudar ensayo de vacuna contra covid-19 en EU, conocida con el nombre de Janssen, tras los problemas detectados en un paciente durante su fase pruebas el pasado 12 de octubre.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta