El presidente Andrés Manuel López Obrador, firmó la carta intención para pagar la indemnización a las 65 familias de los mineros fallecidos en Pasta de Conchos antes que termine este año y se comprometió a terminar el rescate de los 63 cuerpos que siguen sepultados antes del 2024, año en que concluye su administración.

Al hacer una visita a la mina, el mandatario informó que, tras el rescate de los cuerpos, su administración determinó no profanar la mina y que estas instalaciones queden como un memorial para honrar a los trabajadores fallecidos.

Además, informó que regresará a la mina cada seis meses para supervisar el avance de los trabajos personalmente.

“Van a hacer un esfuerzo para adelantar los tiempos, es decir, que se trabaje con cuidado con los riesgos que se haga un buen trabajo con los mejores especialistas expertos que de consulte a quienes tienen experiencia, los mismos trabajadores mineros los técnicos mexicanos y si es necesario acudir a expertos extranjeros que se haga todo bien y al mismo tiempo se haga lo más pronto posible”, dijo.

La mina Pasta de Conchos fue visitada por el presidente López Obrador (Octavio Hoyos)

De acuerdo a las autoridades, el calendario para la reparación del daño quedó de la siguiente manera: el pago de indemnización se hará antes de que concluya este 2020. Para el rescate de los cuerpos se iniciarán excavaciones en septiembre de 2021 y la búsqueda directa de los cuerpos en el primer trimestre de 2022 con miras a terminar en agosto de 2024.

“Lo que se va a llevar a cabo es una atención especial es una reparación del daño integral, porque vamos a empezar con ustedes, por eso firmé este documento que es un compromiso que nos permite dar legalidad a los actos que vamos a llevar a cabo para entregar las indemnizaciones a las familias”, agregó.

AMLO fue acompañado de la secretaria de gobernación, Olga Sánchez Cordero , y el director de la CFE, Manuel Bartlett (Octavio Hoyos)

La reparación del daño incluye la intervención del gobierno federal en el municipio de San Juan de Sabinas con 260 millones para mejoramiento urbano, construcción de vivienda, escuelas, parques y hospitales.

De acuerdo al director de la CFE, Manuel Bartlett, el rescate de los cuerpos es posible, aunque se calificó por los expertos nacionales como de alto riesgo y de larga duración.

En este sentido, dijo, el rescate se hará con tres tipos de obra principales: primero se construirán rampas de acceso para llegar a la profundidad de los cuerpos; segundo se harán galerías de aproximación y por último se llegará a los restos con trabajo manual de pico y pala.

“El servicio geológico mexicano que realizó trabajos conceptuales concluyó que con alto riesgo y larga duración es posible el rescate. Se tiene programado iniciar de inmediato en el campamento móvil ubicado en frente donde ya trabaja personal técnico”, señaló.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta