Ante el rebrote de contagios por covid-19 en el mundo y la posibilidad de regresar en algunas entidades de México a semáforo rojo, el sector industrial no resistiría otro confinamiento, señaló Guillermo Funes, vicepresidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin).

“No soportaría un cierre como el que tuvimos desde marzo a junio. Esto representaría un impacto productivo enorme, la industria está preparada”, dijo en el marco de la conferencia por la Reunión Anual de Industriales (RAI).

El directivo expuso que el que se presenten rebrotes en Europa y Estados Unidos es un comportamiento natural y que ya se estaba esperando; pese a ello, expuso que las afectaciones pueden contenerse si se toman las medidas adecuadas.

“Es necesario conseguir la reactivación económica veloz y efectiva, con el fin de conservar el bienestar de todas las familias mexicanas. Es importante que utilicemos esta oportunidad de implementar la cuarta revolución industrial y abandonar nuestras prácticas más ineficientes. Es necesario que demos la bienvenida a la innovación y las tecnologías de nuestras industrias”, dijo por su parte Francisco Cervantes, presidente del organismo.

Para ello, indicó que es preciso contar con el capital humano preparado y evitar la fuga de talento, a fin de no sólo impulsar lo que se hace en el país en productos de manufactura, sino también en educación.

El dirigente empresarial dijo que el organismo buscará trabajar con los senadores cinco puntos de la miscelánea fiscal antes de que la cámara revisora la apruebe: la implementación de un estímulo de deducción acelerada de inversiones, la deducción de prestaciones laborales, dar continuidad al Decreto de la Zona Fronteriza la solicitud de manera temporal para contribuyentes de celebrar convenios de pagos en parcialidades para el pago de impuestos del año en curso; y la agilización en devoluciones de impuesto sobre valor agregado (IVA).

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta