El vocero del colectivo ‘Nos Faltan 43’, Melitón Ortega, consideró urgente que ya se ejecuten las órdenes de aprehensión que existen en contra de elementos del Ejército, derivado de los hechos del 26 de septiembre de 2014.

El integrante del colectivo que incorpora a los padres agraviados con los hechos suscitados en Iguala, Guerrero, recordó que hasta el momento no se ha seguido ninguna de las líneas de investigación que planteó el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) durante los primeros años de la tragedia.

Sin embargo, admiten que existe una mayor disposición por parte del gobierno de la República, que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Los jefes de familia, dijo, han dado muestras de que tienen voluntad de avanzar, lo que implica otorgar el voto de confianza al gobierno federal, pero sin renunciar al derecho de mantenerse movilizados.

Consideró necesario que se inicie una carpeta de investigación que apunte hacia el ex presidente Enrique Peña Nieto para que ya se cuente con una ruta que permita aspirar al esclarecimiento de los hechos, pues a más de seis años, no se tiene claridad respecto a lo que sucedió durante la noche de Iguala.

“No tenemos claridad porque no hemos conocido la detención de personajes claves, personajes que saben de los hechos y que tienen conocimiento real de lo que sucedió”, anotó.

Melitón Ortega sostiene que existen altos mandos del Ejército que tuvieron la información puntual de lo sucedido el 26 de septiembre de 2014, lo que se les debe considerar como elementos claves para la investigación.

“La verdad es que no sabemos qué es lo que los detiene, qué es lo que hace falta para avanzar y por eso es que los padres, en la próxima reunión con el presidente tendremos que exigir que ya se tengan resultados más claros, más contundentes”, indicó.

Sostuvo que ya se tienen varias órdenes de aprehensión, pero hasta el momento no se han ejecutado, cuando se requiera acciones de esta naturaleza para saber con claridad quien o quienes ordenaron la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

“Nosotros ya lo hemos dicho, hay altos mandos de la Secretaría de la Defensa Nacional que sabían lo que sucedió, por eso es que el ex secretario Salvador Cienfuegos declaró que nunca iba a permitir que se investigara al personal del 27 batallón de infantería de Iguala”, insistió.

Sostuvo que mostrar apertura ante la investigación no perjudicaba a la Sedena como institución, pero de manera inexplicable el ahora ex jefe de las fuerzas armadas se opuso, lo que siempre generó sospechas.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta